Científicos surcoreanos confirman que los enfermos de coronavirus no pueden volver a infectarse

Un estudio concluye que los casos de reinfecciones son debidos a problemas en los test

Un grupo de científicos del centro surcoreano para el Control y Prevención de Enfermedades (KCDC) han concluido que las personas que han logrado recuperarse del coronavirus no pueden volver a infectarse. Hasta ahora, existían muchas dudas sobre ello porque cientos de personas había dado positivo varias veces, pero ahora se ha determinado que esos positivos se deben a los fallos de los test. En Corea de Sur se habían detectado al menos 277 casos de reinfectados, así como en China y en Japón. Ahora los investigadores surcoreanos han determinado que no puede haber reinfecciones porque es imposible que el Covid-19 se reactive en cuerpos humanos.

Así, argumentan que los resultados positivos de las pruebas en personas que se habían recuperado del virus indican que “fragmentos” del virus permanecen en sus cuerpos, pero éstos no pueden volver a provocarles la enfermedad o infectar a otros.

Oh Myoung-don, responsable del estudio, explicó que la prueba realizada no pudo diferenciar entre las cadenas “vivas” del virus y las huellas inofensivas que pueden permanecer en el cuerpo de alguien que se ha recuperado, según informa el diario “The Times”.

Según explicaron los cientificos en un comunicado, “Los fragmentos de ARN aún pueden existir en una célula incluso si el virus está inactivo. Es más probable que aquellos que dieron positivo nuevamente registraran ARN del virus que ya ha sido inactivado”.

Oh Myoung-don argumentó que “la célula epitelial respiratoria tiene una vida media de hasta tres meses, y el virus de ARN en la célula se puede detectar con pruebas de PCR uno o dos meses después de la eliminación de la célula”.

Esto se justifica porque según determinaron en el estudio, a diferencia de otros virus, como el VIH y la varicela, que pueden penetrar en el núcleo de las células y permanecer latentes durante años antes de reactivarse, el coronavirus permanece fuera del núcleo de la célula huésped. “Esto significa que no causa infección crónica o recurrencia”, explicó Oh Myoung-don.

La publicación de estos resultados llegan después de que la Organización Mundial de la Salud advirtiera a los gobiernos que no emitan “pasaportes de inmunidad” porque asumir que las personas que se han recuperado del virus pueden volver a trabajar podrían aumentar el riesgo de transmisión.

En una actualización de su guía, la OMS advirtió que "no hay evidencia de que las personas que se han recuperado de Covid-19 y tengan anticuerpos estén protegidas de una segunda infección".

Sin embargo, los últimos hallazgos de los investigadores surcoreanos hacen que se vea con otros ojos el futuro de la pandemia en el mundo. De hecho, esto significa que las personas que lo han pasado pueden volver a hacer su vida sin peligro de contagiar a los demás. Por ello, se hace evidente la necesidad de realizar test masivos y comenzar a repartir pasaportes de inmunidad para que el mundo pueda volver a ser global con tranquilidad.