Los colegios de médicos demandan al Gobierno que reconozca el coronavirus como enfermedad profesional

Aumentarían con ello las prestaciones de los profesionales contagiados

La petición incluye incluye compensación, rehabilitación y servicios sanitariosNiall CarsonAP

El Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos ha solicitado ante el Ministerio de Trabajo y Economía Social, así como al Ministerio de Sanidad, el reconocimiento para los profesionales de la medicina de la calificación “de enfermedad profesional” cuando se contagian por Covid-19, al objeto, según expone en un comunicado, “de que reciban una mayor protección en sus prestaciones de todo tipo, no señaladas hasta este momento para las enfermedades que no sean profesionales”.

Esta petición, respaldada por un informe de los servicios jurídicos del Consejo, cuenta con el aval de la Asamblea del Consejo General en la reunión que llevó a cabo el pasado 1 de mayo, “paralela a la solicitud de otras instituciones por la Organización Mundial de la Salud sobre la necesidad de que los profesionales sanitarios contagiados deben tener derecho a beneficios por lesiones laborales como enfermedad profesional, incluyendo compensación, rehabilitación y servicios sanitarios”.

La solicitud reivindica el desarrollo de medidas legales para que la infección por Covid-19 y todas sus secuelas en los profesionales sanitarios tanto del Sistema Nacional de Salud como de la Sanidad Privada, que requieran baja laboral, fallecimientos o cualquier otro perjuicio derivado de la atención sanitaria o la crisis del coronavirus Covid 19 sean reconocidas como enfermedad profesional a todos los efectos.

El Consejo asegura que también pretende “desjudicializar y en definitiva evitar a través de esta reivindicación que los médicos se vean obligados a recurrir a los tribunales de justicia para conseguir el cambio de contingencia y el recargo de prestaciones, no teniendo pérdida económica por supresión de complementos salariales y guardias, reconocimiento que también es necesario para los casos en los que se ha producido el fallecimiento del médico, a fin de reconocer las prestaciones correspondientes a los familiares supervivientes, ya que, con el soporte normativo actual, para que el fallecimiento de una persona por coronavirus pueda derivar en una pensión de viudedad originada por una contingencia profesional será necesario probar que la enfermedad ha sido contraída en el trabajo”.