«Todas las leches maternas alimentan»

Entrevista a Elena Pérez y María Hernández-Alcalá, bioquímicas especialistas en Nutrición y creadoras de @futurlife21

Elena Pérez y María Hernández-Alcalá
Elena Pérez y María Hernández-AlcaláFreelanceMarta Robles

Elena Pérez y María Hernández-Alcalá, bioquímicas especialistas en Nutrición y creadoras de @futurlife21 nos aclaran todas las dudas sobre la influencia de nuestra alimentación y la leche materna:

-¿Hay alimentos que favorecen la calidad de la leche materna?

-La evidencia científica no destaca el papel de la dieta como determinante. Solo parece haberlas respecto a que la dieta materna influye ligeramente en los ácidos grasos presentes en la leche y en algunos micronutrientes como vitaminas liposolubles, vitamina C y vitamina B. Todas las leches maternas alimentan.

-¿Y alimentos que aumenten la cantidad de leche materna?

-No hay evidencia científica. Solo en casos de extrema malnutrición podría verse afectada. 

¿Hay alimentos prohibidos para las madres lactantes?

-No hay alimentos prohibidos y ni el ajo, los espárragos, las coles o los rábanos dificultan la lactancia materna aunque puedan variar el sabor de la leche. No son recomendables otras sustancias como la nicotina o el alcohol. Tampoco los pescados con altos niveles de mercurio como atún rojo.

-¿Y beber cerveza –sin alcohol, claro– no aumenta la producción de leche?

-No, es solo un mito y no hay evidencias científicas al respecto. Lo que más va ayudar a la producción de leche materna es poner al bebe lo máximo al pecho.

-Pero sí es necesario beber más líquidos mientras se amamanta, ¿no?

-Sí, pero no necesariamente más leche, pues no es para aumentar la producción, sino para evitar la deshidratación.

-¿Podría mejorar la calidad de la leche materna con suplementos?

-Muchas veces se recomiendan suplementos para madres que dan el pecho, pero su objetivo no suele ser para mejorar la calidad de la leche materna, sino para maximizar la nutrición de la mujer en un momento de mucha demanda energética y nutricional. Los cambios hormonales tras el parto y la bajada de hierro son uno de los principales motivos.