Cifras récord: Los nuevos casos son el doble que hace una semana

Ayer se registraron 730 nuevos positivos, la cifra más alta desde el final del estado de alarma, y 2 muertos en los últimos siete días, según los datos de Sanidad, así como 23 brotes nuevos en solo tres días

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, dio ayer durante el pleno del Congreso de los Diputados una dosis de realidad. Notificó que España cuenta ya con 224 brotes de nuevo coronavirus repartidos por el mapa, de los cuales 23 se han registrado en tan solo los últimos tres días. Es decir, el riesgo del virus sigue aumentando, expandiéndose y afectando a nuestro país de manera diaria y a una velocidad vertiginosa, por lo que no deberíamos relajarnos. A finales de junio comenzábamos a vivir en la nueva normalidad, tras meses de confinamiento y semanas de dudosa desescalada. Sin embargo, ha bastado un mes para vernos, de nuevo, inmiscuidos en una situación alarmante.Illa reiteró en el pleno que a estos brotes hay 2.622 casos asociados, la mayoría vinculados a las actividades laborales de la fruta, así como a entornos familiares o lugares de ocio nocturno, situaciones donde se han multiplicado las imágenes que muestran cómo «las medidas de seguridad se han relajado». El ministro especificó que «todas las Comunidades Autónomas han actuado detectando estos brotes y conteniéndolos, tomando algunas resoluciones que han sido avaladas por la autoridad judicial competente». «Hay instrumentos adecuados para contener los brotes que, insisto, la mayoría están controlados», añadió. Sin embargo, alertó de que esto no debe servir de respiro:«La situación que más nos preocupa es la de Cataluña y Aragón». Ambas regiones han registrado los focos con más positivos diarios desde que comenzaron los rebrotes en España. Ante esto, aseguran que «las autoridades sanitarias de estas Comunidades Autónomas están actuando en constante diálogo con el Gobierno de España» para controlar la situación, constató ayer Illa, pero algo no encaja si los casos no dejan de aumentar cada día».

Crece el riesgo en Navarra

Ayer Sanidad notificó 2 fallecimientos y 730 nuevos casos en las últimas 24 horas en España (28.426 en total), repunte que supone la cifra más alta desde el final del estado de alarma y que, además, rebasa los 529 del martes. Pero ayer Cataluña no fue el foco más afectado: registró un descenso con 58 nuevos contagios. Pero sí destacaron Aragón, con 309, y Navarra, territorio que está viendo cómo el brote crece como la espuma (132). De hecho, el Gobierno de dicha región anunció ayer su decisión de implantar la fase 2 en el barrio de Mendillori, en Pamplona, lo que supone una limitación del aforo del 50% en interiores, el cierre de bares, discotecas, salones de juego o sociedades a las 2 de la madrugada. Asimismo, se realizan desde ayer pruebas PCR a todos los jóvenes residentes de entre 17 y 28 años, ya que representan el 93% (unos 2.400) de los afectados. Este brote nació de lo que llamaron «Los no Sanfermines», unas fiestas donde, ante la suspensión de estas famosas fiestas por la situación actual, numerosos jóvenes se reunieron para celebrar a base de irresponsabilidad y sin ningún tipo de medida de seguridad.

Llama la atención también el aumento de casos en Madrid (70 positivos), donde ayer hubo 4 nuevos brotes, entre ellos en el equipo futbolístico de Fuenlabrada. Así como el crecimiento de ingresos hospitalarios en los últimos 7 días: suben a 288, 20 más que ayer, aunque baja ligeramente el de enfermos en UCI (de 13 a 11). «Tenemos que hacer un llamamiento a la ciudadanía, a no perder el respeto al virus. No hay que tenerle miedo, pero tampoco perderle el respeto».

Comparativa entre países

Asimismo, al comparar la cifra de ayer con los últimos siete días, se ha demostrado que vivimos en un imparable aumento de casos. A fecha de ayer, los nuevos casos de coronavirus son el doble que el miércoles pasado. Es decir, el pasado 15 de julio Sanidad notificaba 390 positivos, así como se registraban 120 rebrotes activos en España. Sin embargo, en tan solo 7 días, con los 730 nuevos casos y los 224 brotes, podríamos hablar de una tendencia a que los positivos puedan duplicarse semanalmente. De hecho, en lo que llevamos de semana se han registrado 1.944 casos de contagio del nuevo coronavirus.

Por su parte, el ministro también hizo alusión en el Congreso a la situación más allá de nuestras fronteras. Aprovechó su intervención para hacer una comparativa y decir, entre líneas y a grandes rasgos, que dentro de lo malo, España no está tan mal. «Si hacemos una mirada a lo que ocurre en nuestro contexto, la pandemia en el mundo no va bien, pero en esos países donde hemos conseguido contener el virus nos hemos encontrado todos con la misma situación: brotes que tienen que ser detectados precozmente y ante los cuales tenemos que actuar con diligencia, como se está haciendo en la mayoría de los casos en España».

Efectivamente, países como Italia, que fue el primero y de los más afectados de Europa desde el comienzo de la pandemia, están registrando brotes diariamente. Sin embargo, cabe destacar la diferencia entre los datos de este país con el nuestro. Si en España se notificaron ayer 730 nuevos casos, en Italia fueron 282. De hecho, según los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), España sí tiene de qué envidiar a sus vecinos.

Durante las últimas dos semanas –hasta el 20 de julio según la OMS–, se han diagnosticado 9.758 nuevos casos de coronavirus dentro de nuestras fronteras, cifra que supera al resto de los Veintisiete. De no haber Brexit, le habría seguido Reino Unido, que ha registrado 9.376. Por tanto, en lo que respecta a la Unión Europea, Rumanía seguiría a España, con 8.845 en dicho periodo de tiempo, Francia, con 7.714, Suecia, 5.862, y Alemania, 5.269. No obstante, en este último y en Italia no hay aumento, sino que las cifras van en descenso. De hecho, de nuevo respecto a Italia y siguiendo los datos de la OMS, en los últimos 14 días España ha registrado 20 casos por cada 100.000 habitantes, mientras que en Italia hay 5 por cada 100.000. Esto supone un aumento del 95% de la incidencia acumulada en nuestro país, mientras que en el de la capital romana este dato sigue en descenso. Por tanto, aunque Italia haya sido el país más afectado y acumule el mayor número de casos tanto de contagios como de fallecimientos, los datos parecen indicar que la situación de rebrote se está dando, aunque de manera más leve y controlada que en España.

En definitiva, si bien es cierto que el desconocimiento del virus es una realidad, así como su amenaza en todo el mundo, España no por tener controlados la mayoría de los brotes debería relajarse, tal y como indicaba Illa ayer en el pleno. De hecho, tal es el ascenso de los casos que la vecina Francia está planteándose seriamente cerrar las fronteras. El presidente francés, Emmanuel Macron, aseguró, según informaba ayer el Ejecutivo, que mañana examinará con su Consejo de Defensa la posibilidad de cerrar fronteras para protegerse de la propagación del virus. Respecto a esto, Reyes Maroto, ministra de Industria, Comercio y Turismo, explicó ayer que, ante la situación de los brotes en España, espera que «no sea necesario cerrar la frontera con Francia».

De hecho, a pesar de registrar ayer la peor cifra desde el estado de alarma y notificar 23 brotes en tiempo récord, subrayó que los datos de contagio «llevan tres días mejorando». Asimismo, añadió que el Gobierno está trabajando con Francia «para que tengan toda la información», admitiendo que en algunos destinos turísticos se están dando cancelaciones por los brotes.