«El tiempo de operación con los marcapasos sin cables micra se reduce a la mitad»

Entrevista al Dr. Antonio Berruezo, cardiólogo del Instituto del Corazón Quirónsalud Teknon, de Barcelona

Dr. Antonio Berruezo
Dr. Antonio BerruezoFreelance

-¿Qué beneficios conllevan los marcapasos sin cables de segunda generación que ya se utilizan?

-El marcapasos si cables micra es el marcapasos más pequeño que existe y este reducido tamaño, junto con su diseño, permite implantarlo de forma directa en el corazón de forma mínimamente invasiva, a través de un catéter. La primera generación de marcapasos sin cables era uno que sólo permitía estimular el corazón en el ventrículo, sin tener en cuenta lo que ocurría en las aurículas, lo que restringía las indicaciones a aquellos pacientes con bloqueo auriculoventricular en quienes la sincronización entre aurículas y ventrículos se consideraba no importante, aunque en la mayoría de los casos sí que lo es.

-En la actualidad, ya es posible emplear este tipo de dispositivo en todos los demás pacientes que sufren algún tipo de bloqueo auriculoventricular. ¿Cómo de común es este bloqueo?

-Históricamente, el bloqueo auriculoventricular fue la primera indicación para el empleo de marcapasos cardiacos y sigue siendo la principal razón (aproximadamente un 50%) para la implantación de marcapasos. La incidencia de los bloqueos auriculoventriculares aumenta con la edad y con las enfermedades del corazón. Se estima que puede ser de hasta un 30% en ciertos grupos seleccionados.

-¿Puede detallarnos cómo se implanta este marcapasos?

-A través de la vena femoral, generalmente la derecha. Se introduce un catéter o vaina de liberación que se progresa hasta el corazón. Una vez allí, se le da curva a esta vaina de liberación, con lo que se alcanza el ventrículo derecho. Cuando se estima que la zona de apoyo de la vaina es la apropiada, se libera el marcapasos, que tiene la forma de una píldora (aunque de mayor volumen, como medio dedo meñique) y queda anclado al músculo del ventrículo. Todo esto se realiza en un quirófano de arritmias, con el paciente sedado (no nota nada de dolor pero está despierto) y con control radiológico.

-¿Qué beneficios conlleva para el paciente esta forma de implantar el marcapasos sin cables micra?

-Se evita tener que hacer una incisión en la parte superior del tórax, que es donde se alojan los marcapasos convencionales. Por tanto tiene un efecto estético, al no ser visible por estar contenido dentro del corazón. Los pacientes tienen menos restricciones para la actividad física. También se evita puncionar las venas del tórax, maniobra asociada con riesgo de complicaciones. También se evita la utilización de cables o electrodos que conectan los marcapasos convencionales con el corazón y que tienen una durabilidad limitada y pueden asociarse a complicaciones tales como trombosis venosa. Adicionalmente, se reduce de forma muy importante el riesgo de infecciones o hematomas.

-¿La intervención quirúrgica dura el mismo tiempo que con los marcapasos tradicionales?

-La duración de la intervención también es menor que la de los marcapasos convencionales, pudiendo reducirse en más de un 50 por ciento. Además, también se reduce la utilización de anestesia general en un número considerable de pacientes.

-¿Cuánto tiempo duran estos marcapasos en comparación con el de primera generación? ¿O cada cuánto tiempo hay que cambiarlos?

-A pesar de que estos nuevos micra tienen la capacidad adicional de detectar lo que ocurre en las aurículas y sincronizar los ventrículos con ellas, no se ha modificado sustancialmente la duración de la batería. Se estima una duración de unos 8-13 años.

-Esta intervención es la primera que se realiza en España en un centro privado. ¿Y cuántas veces se ha realizado en la Sanidad Pública?

-En el periodo de unas dos semanas se implantaron los cuatro primeros marcapasos sin cables Micra AV en España, tres de ellos en la Sanidad Pública y uno de ellos en el Instituto del Corazón Teknon.

-¿Es apto para todos los pacientes?

-Al poder sincronizar las aurículas y los ventrículos, las indicaciones para su implante se han extendido de forma considerable.

-¿En cuánto se ha reducido el tamaño del marcapasos?

-El micra es el marcapasos más pequeño del mundo. Su tamaño se ha reducido mucho con respecto a los marcapasos convencionales. Su peso es de 1,75 gramos y su volumen 0,8 cc. Además, es compatible con la realización de resonancias magnéticas.

-¿Los pacientes notan de algún modo que lo llevan?

-Al estar contenido en el interior del corazón, los pacientes no notan que lo llevan y permite no tener ningún tipo de restricción de movimientos ni de actividad física.