Así funciona la prueba de coronavirus que cuesta 5 dólares y da resultados en 15 minutos

Según la FDA podría utilizarse en consultorios, salas d emergencias e incluso algunas escuelas y estaría disponible en octubre

Los países están invirtiendo millones en hallar una vacuna contra el coronavirus, pero también para optimizar el proceso de detección temprana del virus en el cuerpo humano. Todos apuntan hacia versiones que sean no sólo más veloces que as actuales, si no que sean de buena calidad y muy baratas. En esta línea se encuentra una investigación que acaba de ser aprobada de emergencia por la Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos (FDA) y que cumple todas las condiciones para convertirse en un éxito. Una prueba de antígeno donde los resultados “se pueden leer directamente de la tarjeta de prueba”, como en algunas pruebas de embarazo. Su nombre, BinaxNOW COVID-19 Ag

“Esta nueva prueba de antígeno COVID-19 es una adición importante a las pruebas disponibles porque los resultados se pueden leer en minutos, directamente de la tarjeta de prueba. Esto significa que las personas sabrán si tienen el virus casi en tiempo real. Debido a su diseño más simple y al gran número de pruebas que la compañía anticipa realizar en los próximos meses, esta nueva prueba de antígeno es un avance importante en nuestra lucha contra la pandemia “, dijo Jeff Shuren, MD, JD, director del Centro de la FDA para Dispositivos y Salud Radiológica.

¿Cómo se usa?

Este nuevo método no se trata de una prueba de sangre, ni de escupir en un tubo o en una gran máquina que procese el hisopo nasal obtenido de un paciente. Según el fabricante, la compañía farmaceútica Abbott, sólo se requiere que los profesionales sanitarios “limpien” una muestra nasal en una pequeña tarjeta especial. EN 15 minutos, aparecerán una o dos líneas que indicarán, con una, el negativo y con dos que se tiene Covid-19. El término pruebas de antígenos le dice exactamente lo que busca este examen: antígenos o moléculas que desencadenan respuestas inmunes

¿Dónde se puede usar?

Según la FDA, Esta prueba podría usarse en “entornos de punto de atención”, como el consultorio de un médico, la sala de emergencias o incluso en “algunas escuelas”. Esta prueba ha sido autorizada para su uso en pacientes con sospecha de COVID-19 por su proveedor de atención médica dentro de los siete días posteriores al inicio de los síntomas. Dada la naturaleza simple de esta prueba, es probable que estas pruebas puedan estar ampliamente disponibles. Según el fabricante de pruebas, Abbott, planea hacer hasta “50 millones de pruebas disponibles mensualmente en los EE. UU. A principios de octubre de 2020.” Y su preci es de lo más asequible, sólo 5 dólares por cada tarjeta. Los datos que Abbott presentó a la FDA dicen que el 97,1 por ciento de las veces, las pruebas de antígeno identifican correctamente a alguien con COVID-19 como positivo para el virus.

“Definitivamente es una herramienta útil, y es importante algo que se pueda hacer de manera tan rápida y económica”, ha explicado Jordan Feld, médico que estudia las respuestas inmunitarias antivirales en el Instituto de Investigación del Hospital General de Toronto. Históricamente, sin embargo, las pruebas similares para virus respiratorios luchan por brindar diagnósticos correctos de manera consistente. En general, explican desde la Administración de la FDA, “las pruebas de antígenos son muy específicas, pero no tan sensibles como las pruebas moleculares. Debido al potencial de disminución de la sensibilidad en comparación con los ensayos moleculares, es posible que los resultados negativos de una prueba de antígeno deban confirmarse con una prueba molecular antes de tomar decisiones sobre el tratamiento. Los resultados negativos de una prueba de antígeno deben considerarse en el contexto de las observaciones clínicas, el historial del paciente y la información epidemiológica”.