¿Cómo saber si nuestro perro o nuestro gato tiene una deficiencia visual?

La pérdida de visión por la noche o la desorientación no son los únicos síntomas. Si miran de manera recurrente hacia abajo, si tienen un flujo ocular pegajoso o si presentan rojez en un ojo seguramente su animal de compañía tenga un problema visual

Descuidar la salud ocular en los animales de compañía puede conllevar una grave pérdida de su capacidad visual. “Las afecciones oculares más frecuentes en los animales suelen ser de evolución crónica, aunque también agudas y, generalmente, están relacionadas con problemas corneales, de cristalino o de retina”, comenta Francesc Bertroli, veterinario y Practice Manager de AniCura Vet’s Avinguda Hospital Veterinario. “Un diagnóstico y tratamiento tardíos podrían llevar a la ceguera e incluso a la pérdida de la integridad ocular del animal”, añade el veterinario.

La ceguera no es la sintomatología que más se ve en los animales, sin embargo, es relativamente frecuente. Además, no depende estrictamente del sexo o de la raza del animal, aunque sí que hay razas que están más predispuestas a desarrollar estos problemas oculares. “Los animales de avanzada edad y aquellos que padecen de diabetes pueden llegar a ser más susceptibles de acabar desarrollando algún tipo de deficiencia ocular, como pueden ser las cataratas”, explica Bertroli.

Por ello, resulta esencial la prevención. Para mantener una correcta salud ocular de nuestros animales de compañía, debemos saber reconocer qué síntomas son los que deben ponernos en alerta y evitar así cualquier complicación. En este sentido, Francesc Bertroli explica que si las mascotas muestran signos de dolor ocular como, por ejemplo, entornar los ojos, mantener un ojo cerrado o frotárselo con una pata, es recomendable decírselo al veterinario. Otros síntomas son la rojez en un ojo, la presentación de flujo ocular pegajoso; que miran de manera recurrente hacia abajo o si comienzan a mostrar dificultad en su adaptación a la oscuridad.

Por este motivo, trabajar en la prevención y en la observación desde casa y acudir a revisiones periódicas con nuestro veterinario de confianza, es la mejor recomendación para mantener una correcta salud ocular en nuestras mascotas. “Es importante acudir a hospitales veterinarios que dispongan de la infraestructura adecuada y con especialistas en oftalmología veterinaria para poder realizar todos los tratamientos médicos o quirúrgicos que puedan llegar a requerir los pacientes para su atención”, concluye el veterinario.