Los contagios se disparan en Navarra mientras en Madrid se desploman

La Comunidad Foral alcanza una incidencia de 774 casos por 100.000 habitantes, frente a los 463 de la región que gobierna Díaz Ayuso. Madrid sigue bajo el estado de alarma y Navarra no

La incidencia de casos diagnosticados en los últimos 14 días sigue disparada en Navarra mientras se desploma en Madrid. Según los datos que ha hecho públicos el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias (CCAES) del Ministerio de Sanidad, la Comunidad Foral registra una incidencia de 774,06 personas contagiadas por cada 100.000 habitantes. En la región que gobierna Isabel Díaz Ayuso la incidencia vuelve a caer, hasta situarse en 463,14 casos. Hace semanas superaba los 800. Sin embargo, Madrid sigue bajo el estado de alarma y Navarra no. Tampoco lo está Melilla, ciudad autónoma cuya sanidad es gestionada directamente por el Ministerio de Sanidad que dirige Salvador Illa. En concreto, supera un día más los 500, el umbral fijado por el Ejecutivo para la intervención, y registra 515 casos.

Dos regiones superan por su parte los 400 casos de incidencia, Castilla y León y Aragón, y en Cataluña la cifra se sitúa en 263, justo el día en el que la Generalitat ha aprobado duras medidas como el cierre de bares y restaurantes, que entrará en vigor el próximo viernes.

Positividad de los test

En positividad de los test, la mayor parte del país supera el umbral fijado por el Ministerio. En Madrid alcanza un 17,7%, pero en Melilla es ya de un 26,9%. En Navarra, el porcentaje es de un 13,7%. Las estadísticas del Ministerio no recogen los test de antígenos de resultado rápido que realizan las autonomías, y en los que Madrid es la pionera. A medida que se realizan más pruebas de este tipo suelen descender las de PCR.

En lo que sí aprueba aún Navarra, al igual que Melilla, es en la ocupación de las UCI. En concreto, mantiene a 32 enfermos ingresados y se encuentra a apenas 14 ingresos de superar el tope marcado por Sanidad. Su ocupación actual es del 24,81%, todavía por debajo del 35%. La Comunidad Foral se está apoyando en la capacidad que tiene la sanidad privada, a la que hace dos semanas intensificó la derivación de pacientes. En Madrid, la tasa de ocupación es del 37,5, y en Melilla, del 8,33%, al mantener sólo a un paciente en estado crítico ingresado.