Los pacientes reumáticos no tienen más riesgo ante la Covid-19

No se observan diferencias en la severidad de pacientes reumáticos infectados por el nuevo coronavirus en comparación con el resto de la población

Hospital de dia de Reumatología del Reina Sofía de Córdoba
Hospital de dia de Reumatología del Reina Sofía de Córdoba JUNTA DE ANDALUCÍA

“Hasta la fecha, no se ha descrito que los pacientes con enfermedades reumáticas que reciben tratamientos biológicos o con fármacos inmunosupresores sean un grupo de riesgo para desarrollar formas más graves de la enfermedad causada por el coronavirus. Revisando la literatura no se observan diferencias en la severidad de pacientes reumáticos infectados por la Covid-19 en comparación con el resto de la población, y los factores de riesgo de hospitalización parecen ser los mismos (mayor edad, otras comorbilidades como enfermedad pulmonar o renal, etc.)”. Así de contundente se muestra José María Álvaro-Gracia, presidente de la Sociedad Española de Reumatología (SER) durante la presentación del del XLVI Congreso Nacional de la SER, que comienza hoy y hasta el 24 de octubre se hará vía on line.

Y es que, como ha explicado el experto, el impacto del coronavirus en la Reumatología es muy importante, “en primer lugar, porque un número significativo de reumatólogos estuvieron tratando a los pacientes de Covid-19. En segundo, porque su efecto significativo sobre sistema inmune nos planteó la pregunta de si nuestros pacientes con enfermedad inmune tienen mayor o menos afectación y/o probabilidades hospitalización o ingreso en UVI. Un tercer argumento muy importante en reumatologia es q la influencia de sistema inmune algunos de los tratamientos que usamos -como glucocorticoides o inhibidores de la interleukina 6 (IL-6)- se están probando y empiezan a tener resultados en paciente con coronavirus”.

Respecto a los datos obtenidos con estos tratamientos, fundamentalmente tozilizumab, y que hasta la fecha no han resultado muy beneficiosos, entiende que “lo resultados menos favorables tienen que ver con el diseño del estudio”. Así, por ejemplo, continúa, un estudio aleatorizado con tozilizumab no mostro beneficio significativo, sin embargo un subanálisis sí que vio que en personas con niveles basales más altos de IL-6 niveles podría tener efectos beneficiosos. Por otra parte se da la paradoja es que hay otros estudios, no aleatorizados sino observacionales, que sugieren que puede tener efecto beneficioso. La realidad es que en este momento no sabemos con certeza sobre su efecto", cuenta el experto.

Por su parte, Cristina Macía, responsable de la Comisión de Comunicación de la SER, añade que "están saliendo datos observacionales con otros fármacos que también actúan sobre la IL-6 como baricitinib, no solo tozilizumab, y también se ha hablado IL1, aunque la IL6 parece ser una diana predilecta en este virus”.

Cómo volver a la normalidad

Cerca de uno de cada 4 adultos en España sufre una enfermedad reumática, lo que supone en torno a 11 millones de personas en nuestro país, según confirman los datos del Estudio Episer (Estudio de prevalencia de las enfermedades en la población adulta en España) y su tendencia va en aumento, por lo que “sería recomendable aumentar el número de especialistas, ya que el escaso número de reumatólogos y la mayor carga asistencial supone un gran esfuerzo por parte de los reumatólogos para mantener y mejorar la calidad asistencial de los pacientes”, señala Álvaro-Gracia.

Además, la SER acaba de actualizar el documento de posicionamiento sobre el funcionamiento y restablecimiento de la actividad de los Servicios de Reumatología ante la Covid-19. "Entre las recomendaciones, cabría destacar la importancia de revisar y actualizar el calendario de vacunación de los pacientes, especialmente para gripe y neumococo. En pacientes no infectados, en periodos de alta contagiosidad, se puede valorar cambiar una molécula intravenosa por la misma molécula subcutánea para evitar que el paciente acuda al hospital y en el caso de contacto cercano con el coronavirus y ausencia de síntomas, los pacientes con tratamientos inmunosupresores y/o biológicos deberían discutir también la suspensión de la medicación con su reumatólogo”, sostiene el Dr. Álvaro-Gracia, quien también hace hincapié en que “en los pacientes con Covid-19 asintomáticos se puede mantener el tratamiento inmunomodulador, salvo en pacientes de especial riesgo, y también se recomienda mantener estable el tratamiento crónico con glucocorticoides”. Este tema también será una de las mesas de debate durante el desarrollo del XLVI Congreso Nacional de la SER.