Confirman que la Covid-19 dispara la mortalidad en pacientes con insuficiencia cardíaca aguda

El riesgo de morir se duplica en estos afectados, por lo que deberían priorizarse en la vacunación, según los investigadores

El riesgo de morir se duplica en pacientes con insuficiencia cardíaca aguda, según una nueva investigaciónFoto: Ramón de la Rocha(EPA) EFE

La evidencia científica va arrojando luz acerca de las consecuencias de la Covid-19 y una de las últimas confirmaciones es que los pacientes con insuficiencia cardíaca aguda casi duplican su riesgo de morir si contraen la Covid-19, según una investigación publicada hoy en ESC Heart Failure, una revista de la Sociedad Europea de Cardiología (ESC). Por ello, el estudio destaca la necesidad que los pacientes con insuficiencia cardíaca tomen precauciones adicionales para evitar contraer el SARS-CoV-2.

“Nuestros resultados respaldan la priorización de los pacientes con insuficiencia cardíaca para la vacunación Covid-19 una vez que esté disponible”, asegura el investigador líder del estudio, el Dr. Amardeep Dastidar, cardiólogo intervencionista consultor en North Bristol NHS Trust y Bristol Heart Institute, Reino Unido. “Mientras tanto, los pacientes con insuficiencia cardíaca de todas las edades deben considerarse un grupo de alto riesgo y se les debe recomendar que mantengan la distancia social y usen una mascarilla para prevenir infecciones”.

¿Qué es la insuficiencia cardíaca?

La insuficiencia cardíaca se refiere al debilitamiento progresivo de la función de bombeo del corazón con síntomas de dificultad para respirar, hinchazón de los tobillos y fatiga. El empeoramiento repentino y severo de los síntomas se denomina insuficiencia cardíaca aguda; se trata de una emergencia médica y requiere ingreso en el hospital para medicación intravenosa y control intensivo. Este estudio examinó las tasas de derivación por insuficiencia cardíaca aguda durante la pandemia y la mortalidad a los 30 días. El análisis incluyó a 283 pacientes con insuficiencia cardíaca aguda ingresados en el departamento de cardiología de North Bristol NHS Trust. Dos tercios de los pacientes tenían insuficiencia cardíaca crónica y presentaban un deterioro agudo.

La tasa de mortalidad a 30 días de los pacientes con insuficiencia cardíaca aguda casi se duplicó durante la pandemia. Aproximadamente el 11% de los pacientes en el grupo antes de COVID murió dentro de los 30 días en comparación con el 21% del grupo después de COVID, un riesgo relativo de 1,9 (intervalo de confianza del 95%: 1,09-3,3). Los investigadores examinaron qué factores pueden haber sido responsables de la mayor tasa de mortalidad durante la pandemia. La edad avanzada y el ingreso durante la pandemia se vincularon con la muerte después de ajustar por otros factores que podrían influir en la relación, con cocientes de riesgo de 1,04 y 2,1, respectivamente. Cuando los pacientes con una prueba de COVID positiva se eliminaron del análisis, no hubo diferencia en la mortalidad entre los grupos antes y después de COVID, lo que indica que los pacientes con insuficiencia cardíaca aguda y COVID-19 tenían un pronóstico más precario. “Esto puede sugerir una interacción directa o susceptibilidad a peores resultados para los pacientes con insuficiencia cardíaca aguda con infección por COVID superpuesta”, confirma el Dr. Dastidar. “Es digno de mención que nuestra región tuvo tasas muy bajas de infección por COVID durante el estudio y, sin embargo, aún era evidente una conexión con una mayor mortalidad”.