Una de cada tres personas con covid leve tiene síntomas hasta seis meses después del contagio

El estudio es pionero por el largo periodo de análisis de los pacientes durante nueve meses

Un aspecto único de esta cohorte es la alta proporción de pacientes ambulatorios, es decir, enfermos que han pasado la Covid-19 de forma leve
Un aspecto único de esta cohorte es la alta proporción de pacientes ambulatorios, es decir, enfermos que han pasado la Covid-19 de forma leve FOTO: SERGIO PEREZ REUTERS

Investigadores de la Universidad de Washington, en Seattle, han publicado un estudio en la revista científica JAMA Network Open que confirma que una de cada tres personas que sufre la Covid-19 de forma leve, presenta síntomas derivados de la enfermedad hasta seis meses después de confirmar el contagio.

En concreto, el estudio analizó una cohorte de personas con Covid-19 que fueron seguidas durante 9 meses después y de entre todos ellos, aproximadamente el 30% informó síntomas persistentes. Un aspecto único de esta cohorte es la alta proporción de pacientes ambulatorios, es decir, enfermos que han pasado la Covid-19 de forma leve, sin necesitar asistencia sanitaria ni ingreso hospitalario. “Los síntomas persistentes fueron reportados por un tercio de pacientes ambulatorios en nuestro estudio. En concreto, el 36% de los pacientes ambulatorios no había vuelto a recuperar sus niveles de salud inicial entre los 14 y los 21 días después de la infección, una cifra que también se mantiene en algunos pacientes hasta 9 meses después de la infección”, afirma el estudio.

De acuerdo con la literatura existente, la fatiga fue el síntoma más comúnmente informado, ya que ocurrió en el 14% de los individuos en este estudio, cifra que asciende hasta el 53% e incluso hasta el 71% cuando se trata de pacientes hospitalizados y de pacientes que han necesitado UCI. “Encontramos que el 29% de los pacientes ambulatorios informaron un empeoramiento de su salud. En particular, 14 participantes, incluidas 9 personas no hospitalizadas, informaron impactos negativos de la infección. Con 57,8 millones de casos en todo el mundo, incluso una pequeña incidencia de debilidad a largo plazo podría tener enormes consecuencias económicas y para la salud”, advierten los investigadores.

Las limitaciones del estudio incluyen un tamaño de muestra pequeño, una ubicación única del estudio, un posible sesgo de los síntomas autoinformados durante el episodio de la enfermedad y la pérdida durante el seguimiento de 57 participantes. Sin embargo, este estudio presenta la evaluación de síntomas de seguimiento más larga después de la infección por Covid-19 publicada hasta el momento, de ahí la importancia de sus resultados. “Nuestra investigación indica que las consecuencias para la salud de la Covid-19 se extienden mucho más allá de la infección aguda, incluso entre quienes padecen una enfermedad leve. Se realizará una investigación exhaustiva a largo plazo necesario para comprender completamente el impacto de este patógeno viral en evolución”, avanzan los investigadores.