Confirman que la obesidad dispara un 73% el riesgo de acabar en la UCI

Seis de cada diez pacientes ingresados por coronavirus presenta exceso de peso, lo que eleva las posibilidades de necesitar asistencia respiratoria invasiva

Un nuevo estudio demuestra que los pacientes obesos tienen un alto riesgo de tener peores resultados de Covid-19
Un nuevo estudio demuestra que los pacientes obesos tienen un alto riesgo de tener peores resultados de Covid-19Quique GarciaEFE

Desde los primeros meses de la pandemia los médicos han alertado de que hay un denominador común en la mayoría de pacientes que necesitan asistencia sanitaria por culpa de la Covid-19. Se trata del sobrepeso y la obesidad, un factor que dispara el riesgo de sufrir Covid-19 más grave y de necesitar asistencia respiratoria invasiva, según confirma un nuevo estudio internacional publicado en la revista científica “Diabetes Care” y dirigido por investigadores del “Murdoch Children’s Research Institute” (MCRI) y la Universidad de Queensland, en Australia.

En concreto, la investigación encontró que los pacientes obesos o con sobrepeso tienen un alto riesgo de tener peores resultados de Covid-19 y también es más probable que necesiten oxígeno y ventilación mecánica invasiva en comparación con aquellos con un peso saludable. El estudio analizó a pacientes hospitalizados con SARS-CoV-2 de 18 hospitales en 11 países, incluidos China, Estados Unidos, Italia, Sudáfrica y los Países Bajos.

Entre los 7.244 pacientes de 18 años o más, el 34,8% tenía sobrepeso y el 30,8% era obeso. Los pacientes con Covid-19 con obesidad tenían más probabilidades de requerir oxígeno y tenían un 73 por ciento más de probabilidades de necesitar ventilación mecánica invasiva. Se observaron resultados similares pero más modestos en pacientes con sobrepeso. No se encontró ningún vínculo entre tener sobrepeso u obesidad y morir en el hospital por coronavirus.

Las enfermedades cardiovasculares y respiratorias preexistentes se asociaron con mayores probabilidades de muerte intrahospitalaria, pero no con un mayor riesgo de necesitar oxígeno y ventilación mecánica. Por su parte, para los pacientes con diabetes preexistente, hubo mayores probabilidades de necesitar asistencia respiratoria invasiva, pero no hubo un aumento adicional en el riesgo en aquellos con obesidad y diabetes. En cuanto al perfil de afectados, los hombres tenían un mayor riesgo de resultados graves de COVID-19 y necesitaban ventilación mecánica invasiva. En los mayores de 65 años, hubo una mayor probabilidad de requerir oxígeno y mayores tasas de muertes intrahospitalarias.

El Dr. Kirsty Short de la Universidad de Queensland, quien codirigió la investigación, asegura que casi el 40 por ciento de la población mundial tiene sobrepeso o es obesa, lo que pone en grave riesgo a muchas personas en esta pandemia. “La obesidad se asocia con numerosos resultados de salud deficientes, incluido un mayor riesgo de enfermedades cardiometabólicas y respiratorias y enfermedades virales más graves, como la influenza, el dengue y el SARS-CoV-1”, detalla.

Aunque ya había algunas evidencias sobre el peligroso vínculo entre obesidad y gravedad por Covid-19, casi todos estos datos se habían recopilado en sitios únicos y muchas regiones no estaban representadas. Además, había una cantidad limitada de evidencia disponible sobre los efectos del sobrepeso o la obesidad sobre la gravedad de la Covid-19. “Dada la gran escala de este estudio, hemos demostrado de manera concluyente que el sobrepeso o la obesidad son factores de riesgo independientes de peores resultados en adultos hospitalizados con Covid-19”, aseguran los investigadores.

La investigadora del MCRI, la Dra. Danielle Longmore, asegura que los hallazgos, que destacaron la relación entre la obesidad y el aumento de la carga de enfermedad Covid-19, mostraron la necesidad de introducir con urgencia estrategias para abordar este problema: “Aunque es poco probable que tomar medidas para abordar la obesidad a corto plazo tenga un impacto inmediato en la pandemia de Covid-19, probablemente reducirá la carga de la enfermedad en futuras pandemias virales y reducirá los riesgos de complicaciones como enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares”, asegura.

El profesor de MCRI, David Burgner, quien codirigió la investigación, hace hincapié en que estos datos deben ayudan a priorizar la inmunización para los grupos de mayor riesgo. “Por el momento, la Organización Mundial de la Salud no ha tenido suficientes datos de alta calidad para incluir el sobrepeso o la obesidad como un factor de riesgo de enfermedad grave por Covid-19. Nuestro estudio debería ayudar a informar las decisiones sobre qué grupos de mayor riesgo deben vacunarse como una prioridad“, concluye.