Sociedad

Tomar antidepresivos durante el primer trimestre de embarazo no causa epilepsia en los niños

Embarazada antidepresivos
Embarazada antidepresivos FOTO: Dreamstime Dreamstime

Una investigación publicada hoy en «Neurology», la revista médica de la Academia Estadounidense de Neurología, asegura que el uso de antidepresivos por parte de las madres durante el primer trimestre del embarazo no aumenta las posibilidades de que el bebé tenga epilepsia o convulsiones.

«Los hallazgos de este estudio son muy importantes. El embarazo puede ser un momento difícil, y la depresión, la ansiedad y otras condiciones de salud mental pueden sumarse a esta carga. Estos hallazgos pueden brindar tranquilidad a las mujeres y a sus médicos al considerar los riesgos y los beneficios de la medicación», afirma Ayesha Sujan, autora del estudio e investigadora de la Universidad de Indiana en Bloomington.

Para el estudio, se analizó a más de 1,7 millones de niños nacidos en Suecia durante un periodo de 17 años. Los investigadores identificaron a más de 24.000 niños que habían estado expuestos a antidepresivos en el vientre materno y los compararon con los que no.

Los antidepresivos incluían medicamentos para tratar la ansiedad y la depresión, concretamente inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS) e inhibidores de la recaptación de serotonina y norepinefrina (IRSN).

A continuación, los investigadores analizaron los ingresos hospitalarios y las visitas ambulatorias a especialistas para identificar a los niños que habían sufrido convulsiones durante el primer mes de vida o epilepsia en los primeros años de vida.

Entre los 1.551.906 niños a los que se les hizo un seguimiento durante el primer mes de vida, el 0,12% sufrió convulsiones neonatales; y entre los 1.367.087 niños a los que se les hizo un seguimiento de dos a 17 años, el 0,40% fueron diagnosticados de epilepsia.

Aunque las convulsiones en el primer mes de vida eran poco frecuentes, eran más comunes entre los niños que habían estado expuestos a ISRS o IRSN durante el embarazo en comparación con los niños que no habían estado expuestos a estos antidepresivos. En concreto, hubo 1,7 por cada 1.000 niños expuestos que tuvieron una convulsión neonatal frente a 1,2 por cada 1.000 niños no expuestos que tuvieron una convulsión neonatal. A su vez, mientras que 5,4 de cada 1.000 niños expuestos habían sido diagnosticados de epilepsia a los cinco años, 4,1 de cada 1.000 niños no expuestos habían sido diagnosticados de epilepsia a los cinco años.

Si bien, tras ajustar factores en las madres como la edad, la epilepsia, el tabaquismo o el nivel socioeconómico, los investigadores vieron que no había relación entre el uso de antidepresivos por parte de las madres durante el primer trimestre y el riesgo de convulsiones o epilepsia del niño.

“Aunque varios estudios han mostrado una posible relación entre el uso de antidepresivos por parte de las madres durante el embarazo y las convulsiones en los recién nacidos y los niños pequeños, nuestro estudio sugirió que la exposición a los antidepresivos en el primer trimestre del embarazo no aumenta el riesgo de convulsiones y epilepsia en los niños. Esto podría significar que el riesgo ligeramente elevado de dichas convulsiones documentado en estudios anteriores podría deberse a otros factores, como otras enfermedades o el consumo de tabaco durante el embarazo”, incide la autora.

Una limitación del estudio fue que el uso de antidepresivos se basó en que las mujeres informaron de su propio uso sólo durante el primer trimestre del embarazo. Los autores también señalan que examinaron la exposición en el primer trimestre, mientras que algunos estudios anteriores documentaron las asociaciones más fuertes con el uso de antidepresivos y las convulsiones o la epilepsia en los bebés hacia el final del embarazo.

En todo caso, al tratarse de un tema tan importante, mejor siempre preguntar al médico, en este caso la matrona, la ginecóloga o el tocólogo, estos especialistas serán los que mejor pueden resolver las dudas.