Las muertes por accidentes de tráfico caen más de un 59% en abril en España

El descenso se debe a las restricciones en la movilidad derivadas de la pandemia, aunque el ETSC advierte que el exceso de velocidad continúa siendo un grave problema

Según un informe del Consejo Europeo de Seguridad del Transporte (ETSC), en el que compara los accidentes en carretera en abril de 2020 respecto al mismo mes en los últimos tres años, la UE ha mostrado una caída promedio del 36%. Es decir, los 25 Estados miembros han sufrido menos accidentes mortales de tráfico gracias, ante todo, a las restricciones en la movilidad derivadas de la pandemia.

Explica el comunicado que la mayor reducción de muertes se ha registrado en Italia (84%), seguida de Bélgica, España, Francia y Grecia, con disminuciones de más del 59%. Por tanto, la crisis sanitaria global “ha provocado una gran interrupción en la movilidad en Europa y se han producido cambios positivos, como un aumento de personas caminando y en bicicleta y la instalación de infraestructuras de ciclo emergente y límites de velocidad más bajos en áreas urbanas densas”, asegura Dovilè Adminaitè, gerente del proyecto ETSC Road Safety Performance Index, que dirigió la investigación.

Sin embargo, esta mejoría en cuanto a accidentes de tráfico no ha sido igual en toda Europa. En Suecia, Dinamarca y Países Bajos, las muertes en carretera en abril se han mantenido similares o incluso más altas que en años anteriores. En el caso de Suecia, esto puede deberse a que las medidas de contención del coronavirus fueron menos estrictas que en otros países de la Unión Europea. Sin embargo, el informe subraya que cabe investigar más a fondo para “comprender las razones completas”, jugando la velocidad uno de los factores importantes.

En esta línea, los datos comparables para casos de exceso de velocidad no están disponibles, pero los informes y la evidencia recopilada de más de diez países sugieren fuertemente que el exceso de velocidad puede haber sido un factor importante en el aumento de riesgo de muerte.

En Dinamarca hubo aumento del 10% en la proporción de exceso de velocidad. Mientras, en España, los excesos de velocidad detectados en una muestra de cámaras de seguridad fijas aumentaron en un 39% en carreteras interurbanas en comparación con el mismo periodo en 2019. Por eso, el ETSC insta a analizar el problema con los conductores que trabajan más horas bajo mayor presión durante el periodo de confinamiento en toda la UE.

“Necesitamos mejorar rápidamente la infraestructura para caminar y andar en bicicleta en zonas urbanas, pero también en zonas rurales. Si los gobiernos, las ciudades y los pueblos no se adaptan a esta nueva realidad, el salvamiento de vidas en las carreteras durante el cierre podría revertirse pronto”, advierte Adminaitè.