Los profesores vulnerables ante la vuelta al cole: “Nos jugamos la vida”

Piden que se realice una adaptación individualizada del puesto de trabajo del aula, el horario o el lugar de trabajo

Entrevista al profesor Jose Luís Carretero, que representa al colectivo de profesores vulnerables frente al Covid 19.
Entrevista al profesor Jose Luís Carretero, que representa al colectivo de profesores vulnerables frente al Covid 19.Alberto R. RoldánLa Razon

Aurora es profesora de Primaria de un aula de enlace en Madrid. Enseña español a niños extranjeros, la mayoría asiáticos y árabes, que se incorporan al sistema educativo. Cada uno pertenece a un curso distinto, pero todos acuden con Aurora unas horas del día para lograr que su inserción en el sistema educativo sea más fácil. Tiene un 78% de discapacidad reconocida porque padece diez enfermedades crónicas, entre ellas una afectación pulmonar, problemas de corazón, una disfagia que le impide ingerir nada sólido, además de otras enfermedades autoinmunes. El día 1 de septiembre acudirá a su colegio. Es personal de riesgo y teme contagiarse y que la infección acabe acarreándola un problema grave de salud. Como Aurora son muchos los profesores en es estas circunstancias: embarazadas, aquellos que padecen diabetes, hipertensión, inmunodeprimidos, docentes de avanzada edad, con insuficiencia real crónica, cáncer...deben incorporarse al trabajo sin que se hayan detallado para ellos medidas de protección específicas teniendo en cuenta que son más vulnerables frente a la infección.

42 grados en clase

¿Qué ocurre entonces con estos profesores con patologías de riesgo ahora que empieza el curso escolar? «El sindicato dice que nos demos de baja, pero a mí me gusta mi trabajo. Estoy muy formada y comprometida, vivo por y para la enseñanza y no creo que una opción sea que te digan cógete la baja o arriesgarte a contagiarte y después ya veremos lo que hacemos, como me dijo una doctora hace poco cuando fue a consultarle mi problema». Aurora dice que ha pasado el verano angustiada dando vueltas a qué hacer ante la vuelta al cole. Dice que en su clase se llegan a alcanzar los 42 grados. De hecho, comenta que ella misma se lleva un ventilador de pie a clase. El aula donde imparte clases no tiene ventilación exterior, sólo unas ventanas que dan a un pasillo. Dice que su centro, con 800 alumnos, necesitaría disponer de otros 32 espacios para desdoblar grupos y conseguir mantener distancia de seguridad. En su misma situación están otros muchos profesores que viven angustiados penando cómo afrontar el curso académico.

“Docentes vulnerables”

«Nos sentimos desprotegidos en esta caótica vuelta a la actividad lectiva y nos estamos jugando la vida», dice José Luis Carretero, profesor de la Escuela Superior de Hostelería y Turismo. Padece hipertensión y diabetes y se ha convertido en portavoz de un movimiento de «Docentes vulnerables ante Covid-19» que ha surgido en las últimas semanas ante la incertidumbre y el caos de la vuelta al cole. «No queremos quedarnos en casa, sólo pedimos que los profesores con patologías crónicas, si las tienen bien controladas, deberían seguir dando clase con adaptaciones», Para embarazadas y profesores con patologías descontroladas proponen un cambio de trabajo a una actividad sin relación con posibles enfermos asintomáticos. También quieren que los profesores vulnerables sean destinados a la realización de tareas sin peligro, como coordinaciones, funciones administrativas o de gestión de centro....o se valore su desempeño en puestos especiales sin contacto con alumnado, dentro de la Consejería o la Dirección de Área Territorial, o se les dé la oportunidad de optar por el teletrabajo en el caso de que los docentes así lo prefieran.