Las empresas con equipos diversos, cóctel de talento, resiliencia y productividad

En la actualidad, las empresas mantienen una apuesta clara por la diversidad y la inclusión en los equipos de trabajo. Estimular y promocionar la formación de plantillas que se correspondan con una justa representación de la realidad no solo es positivo para la cultura empresarial, sino también para toda la sociedad

Para el 67% de las personas que buscan trabajo, la diversidad es uno de los factores más importantes a la hora de valorar una oferta de empleo.UnsplashLa Razón

Aunque diversidad e inclusión se han convertido en términos muy utilizados en los recursos humanos de todas las compañías, su complejidad se extiende mucho más allá de ser únicamente un criterio a la hora de contratar nuevo personal.

Muchas han situado ya en el centro de sus políticas la apuesta por la igualdad y la responsabilidad social dentro de su cultura corporativa. Y no es para menos: se trata de un indicador del buen funcionamiento de una organización que cada vez se tiene más en consideración por la sociedad y los expertos.

Este es el caso de Banco Santander, que, gracias a su labor en este campo, ha sido reconocido por la prestigiosa revista Euromoney como el Mejor banco para la Diversidad e Inclusión en 2020.

Con lo diverso, todo el mundo gana

La diversidad define la variedad y las diferencias entre los individuos de un grupo. Cuando es en la empresa, hace referencia a una fuerza de trabajo con individuos de diferentes géneros, edades, orientaciones sexuales, religiones, etc., en la que todos sus miembros pueden participar de forma igualitaria y justa. Un ambiente diverso e inclusivo no solo contribuye al bienestar de la plantilla, sino que además es muy positivo para la compañía.

Por ello, es un tema que va mucho más allá del proceso de contratación y la implementación de medidas por la diversidad y la inclusión suele suponer un desafío para aquellas organizaciones que no tengan claro el camino. Sin embargo, con este desafío, todas las personas ganan.

A mayor diversidad, mayor perspectiva, riqueza y amplitud de miras. En todos los campos, está más que demostrado que la variedad en un equipo suele contribuir a una mejor resolución de los problemas y a una mayor productividad. Pero no solo eso: al contar con personas con trayectorias y vivencias diferentes que se sienten empoderadas para compartirlas, las empresas pueden beneficiarse mucho de las aportaciones de nuevas voces a la hora de entender a su público. Una investigación llevada a cabo por Science Daily reveló que aquellas empresas estadounidenses con mayores niveles de diversidad racial vendían hasta 15 veces más que sus competidores.

Por otro lado, las posibilidades de reclutar talento se multiplican. La mayoría de las personas ya no buscan únicamente un trabajo con un horario y un salario, sino un entorno en el que puedan crecer, sentirse aceptadas, seguras y en el que puedan demostrar su valía ante nuevos retos.

El 67% de las personas que buscan trabajo apuntan a la diversidad como uno de los factores más importantes a la hora de valorar una oferta de empleo, de acuerdo con una encuesta de Glassdoor.

Para los empleados de una empresa, la diversidad fideliza y reduce la rotación laboral, ya que los empleados que se sienten aceptados y valorados son mucho menos proclives a dejar su trabajo. De hecho, según un estudio de Deloitte, el 83% de los millennials se siente más comprometidos con su trabajo cuando sienten que su empresa promueve una cultura inclusiva.

El mejor banco para la diversidad y la inclusión

Algunas empresas llevan ya tiempo implementando medidas que apoyan la diversidad y la inclusión. Entre ellas se encuentra Banco Santander, que ha recibido el premio de Euromoney al Mejor banco del Mundo en Diversidad e Inclusión, en un momento tan importante como este 2020.

Entre las iniciativas que han hecho a la entidad digna del premio, hay medidas de diferentes tipos y en todas las geografías en las que se encuentra el grupo de Ana Botín.

Banco Santander ha establecido una serie de objetivos a cumplir a corto plazo, como, por ejemplo, alcanzar una representación igualitaria de mujeres en el consejo en 2021 (40-60%). También se han diseñado medidas para conciliar trabajo y vida privada, con una guía sobre el FlexiWorking, y se han elaborado programas de regreso para aquellos empleados que abandonaron su carrera profesional para ocuparse del cuidado de sus familiares.

La entidad apuesta por la diversidad en su sentido más amplio y, por ejemplo, también centra su atención en la diversidad generacional. La iniciativa #YoSinEtiquetas en su centro corporativo, ayuda a los empleados de diferentes generaciones para que definan planes de trabajo dirigidos a identificar fortalezas y fomentar sinergias, una vez que han mostrado interés por conocer y trabajar con profesionales de otras generaciones que coexisten en los mismos espacios: los Baby Boomer, la Generación X, la Generación Y y la Generación Z.

Pero además de esto, Santander fomenta los comportamientos y la formación en cultura inclusiva y realiza talleres de gestión del talento diverso entre equipos directivos, entre otras muchas iniciativas.

Pero estos programas no solo se impulsan en España.. Entre las medidas que la entidad ha llevado a cabo para merecerse esta distinción se encuentra la de haber establecido el permiso parental para todos sus empleados como estándar mínimo mundial en todos los países en los que opera el grupo.

En Brasil, Banco Santander se ha comprometido a llegar al 30% de empleados de raza negra para 2021, mientras que en EEUU y Reino Unido también han puesto en marcha redes de diversidad cultural.

Con respecto a los derechos LGBTI, se ha lanzado la red “Embrace”, que ya cuenta con más de 3.000 miembros de todo el mundo.

Además, la entidad también tiene una fuerte política en materia de inclusión que se extiende a todo el grupo: tras haber aumentado el porcentaje de profesionales con discapacidad el año pasado, este 2020 han entrado a formar parte de “Valuable 500”, un movimiento que busca poner la discapacidad en las primeras líneas de las agendas empresariales.

Desde Euromoney, han destacado de Banco Santander el alto nivel de exigencia de estos programas de diversidad e inclusión y su capacidad para implementarlos en países con diferentes niveles de desarrollo y diversidad cultural.