Facua acusa a Dentix de intentar cobrar 830 euros a un paciente por extraerle un diente

La clínica y la entidad bancaria cancelaron finalmente el contrato con el cliente

La empresa Dentix ha solicitado concurso de acreedoresCATI CLADERAEFE

La organización de consumidores Facua asegura que una de las clínicas de Dentix intentó cobrar 830 euros a un usuario por la extracción de un diente en una intervención que, además, le ha causado consecuencias adversas para la salud. Según informa Facua en un comunicado, Martín M.M. -así se llama el cliente- es una de las más de 2.500 personas que se han sumado ya a la plataforma de afectados de Dentix que ha puesto en marcha esta organización de consumidores. “Tras el anuncio de la empresa de su solicitud de concurso de acreedores, la asociación está recibiendo una avalancha de consultas de pacientes de las clínicas a los que han paralizado o incluso ni siquiera han iniciado tratamientos pagados por adelantado o financiados a través de distintas entidades”.

Según expone, el usuario, residente en Paterna, contrató en junio de 2018 un tratamiento odontológico de la clínica Dentix de dicha localidad. El afectado decidió aceptar la oferta de la clínica para financiar con una entidad bancaria el tratamiento, que tenía un precio de 5.171 euros, en 40 cuotas de 129 euros cada una, que se pagarían desde julio de 2018 hasta octubre de 2021. Al poco tiempo de iniciar el tratamiento, el usuario decidió ejercer su derecho de desestimiento debido a diversos problemas que estaba teniendo con la clínica. En primer lugar, aunque se comprometieron a realizarle las intervenciones los sábados -el usuario no podía otro día por motivos laborales- la cita que le dieron para la única intervención que le hicieron fue entre semana.. “Ademas, acudir a ella para la extracción de un diente le ha causado diversas consecuencias adversas para su salud”.

Según Facua, la clínica se limitó a poner una traba tras otra al derecho de desestimiento de Martín. No querían facilitarle el documento que acreditaba dicha situación y dilatando su entrega en el tiempo. “Dentix llegó incluso a decirle que se encargaría de comunicad” a la entidad bancaria “que ejercía su desestimiento, aunque realmente nunca llegó a hacerlo”. Ante la insistencia de Martín, finalmente Dentix le comunicó que aceptaba el desestimiento del contrato, y le indicó que le anularían el crédito menos 830 euros por las intervenciones que le habían realizado, pese a que del tratamiento sólo le habían extraído la pieza dental, negándose el usuario a aceptar dicha condición. La entidad bancaria, por su parte, seguía cobrando las cuotas por la financiación. Hasta la fecha, el afectado había llegado a pagar 2.540 euros. La actuación de Facua tanto Dentix como la entidad bancaria anularon los contratos por el tratamiento y la financiación, y el banco devolvió los 2.540 euros que había pagado.