Los asiáticos presentan el doble de accidentes cerebrovasculares relacionados con la Covid-19

La virulencia del SARS-CoV-2 resulta diferente según la genética

Una mujer de rasgos asiáticos pasea con una mascarilla por una calle de MadridRicardo Rubio Europa Press

La etnia asiática está fuertemente relacionada con el accidente cerebrovascular relacionado con la Covid-19, según un análisis de la actividad del centro de accidentes cerebrovasculares en Inglaterra y Escocia durante la primera ola de la pandemia de coronavirus, publicado en el ‘Journal of Neurology Neurosurgery & Psychiatry’.

Entre los pacientes con accidente cerebrovascular isquémico, que es causado por una arteria bloqueada, casi 1 de cada 5 (20%) de aquellos con infección por Covid-19 cuando tuvieron su accidente cerebrovascular eran asiáticos, más del doble de la proporción observada en pacientes con accidente cerebrovascular isquémico sin Covid-19.

Los accidentes cerebrovasculares isquémicos también fueron más extensos y severos, y es más probable que provoquen una mayor discapacidad y muerte, cuando se asocian con Covid-19, indican los hallazgos.

Investigaciones anteriores han sugerido que la infección por Covid-19 podría hacer que la sangre sea más densa y, por lo tanto, más propensa a coagularse, lo que podría aumentar el riesgo de un accidente cerebrovascular, pero este hallazgo se ha visto socavado por la mala calidad de la evidencia hasta la fecha y la dependencia de las comparaciones con datos históricos de accidentes cerebrovasculares.

Para obtener una imagen más clara en tiempo real del impacto potencial del Covid-19 en el riesgo de accidente cerebrovascular, los investigadores recopilaron datos de 1470 accidentes cerebrovasculares entre pacientes ingresados en 13 hospitales entre marzo y julio de este año, durante la primera ola de la pandemia de coronavirus.

Durante este período, hubo 86 accidentes cerebrovasculares en pacientes con evidencia de Covid-19 en ese momento: 81 de estos accidentes cerebrovasculares fueron isquémicos (causados por vasos sanguíneos bloqueados) y el resto fueron hemorragias intracerebrales (causadas por la rotura de vasos sanguíneos).

La evidencia de infección se determinó mediante una prueba de coronavirus positiva dentro de los 4 días posteriores a la admisión o la sospecha de Covid-19 en el momento de la admisión y se confirmó en las pruebas en cualquier momento durante los 10 días posteriores.

Las características de estos accidentes cerebrovasculares ‘Covid’ se compararon con 1.384 (1.193 isquémicos y 191 intracerebrales) entre los pacientes ingresados durante el mismo período de tiempo, pero sin evidencia de Covid-19.

La etnia se registró en el 86% de los casos de Covid y en el 78% de los casos sin Covid. Entre los pacientes con accidente cerebrovascular isquémico, casi 1 de cada 5 (19%) de aquellos con infección por Covid-19 cuando tuvieron su accidente cerebrovascular eran asiáticos, más del doble de la proporción observada en pacientes con accidente cerebrovascular isquémico sin Covid-19 (7%). Esta tasa fue más alta que la observada en personas de etnia afrocaribeña.

El autor principal del estudio, el doctor Richard Perry, explica que el estudio sugiere que el Covid-19 ha tenido más impacto en los accidentes cerebrovasculares en la comunidad asiática que en otros grupos étnicos. “No podemos decir a partir de nuestros datos si esto se debe a que los asiáticos tienen más probabilidades de contraer Covid-19, pero parece poco probable que esta sea la única explicación”, señala.

“La evidencia del Public Health England sugiere que en el Reino Unido las personas de origen afrocaribeño corren el mayor riesgo de contraer Covid-19, mientras que las de ascendencia asiática tienen solo un riesgo marginalmente mayor que las personas blancas --prosigue--. Por lo tanto, sospechamos que que las personas asiáticas que contraen Covid-19 pueden tener un mayor riesgo de accidente cerebrovascular asociado al Covid-19 que el que se observa en otros grupos étnicos”.Ep