La cepa sudafricana alerta más a Sanidad que la británica

La vacuna de Pfizer produce solo el 33% de los anticuerpos para esta cepa

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón, interviene durante una rueda de prensa convocada ante los medios de comunicación en el Ministerio de Sanidad para informar sobre la evolución del coronavirus, en Madrid, (España), a 15 de febrero de 2021.
15 FEBRERO 2021;COVID;CORONAVIRUS;FERNANDO SIMON
EUROPA PRESS/R.Rubio.POOL
15/02/2021
El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón, interviene durante una rueda de prensa convocada ante los medios de comunicación en el Ministerio de Sanidad para informar sobre la evolución del coronavirus, en Madrid, (España), a 15 de febrero de 2021. 15 FEBRERO 2021;COVID;CORONAVIRUS;FERNANDO SIMON EUROPA PRESS/R.Rubio.POOL 15/02/2021EUROPA PRESS/R.Rubio.POOL Europa Press

España continúa con su lenta pero progresiva bajada en la curva de contagios. Sanidad comunicó ayer 388 nuevos fallecidos y 14.515 nuevos casos. Así, la incidencia acumulada a 14 días se sitúa en los 320 casos por cada 100.000 habitantes y se prevé que continúe descendiendo. Al menos si se tiene en cuenta la incidencia a siete días: 111 casos por 100.000 y la positividad, ya al 8%. No obstante, la situación de las UCIS sigue siendo preocupante. El 35% de las camas de intensivos están todavía ocupadas por pacientes Covid, con cinco regiones que superan el 40%.

Aunque la situación epidemiológica mejora, preocupa la expansión de determinadas cepas con mayor capacidad de contagio. La que actualmente ocupa más espacio en España es la B.1.1.7, la mutación que proviene del Reino Unido. Según las estimaciones de Sanidad, puede suponer el 20% de los casos, aunque con importantes diferencias entre comunidades. A este respecto, el director del Centro de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, apuntó que la variabilidad es de entre un 4% y un 50%. Aunque «no tenemos datos precisos porque algunas regiones no cuentan aún con una gran capacidad de secuenciación», avisó.

Respecto a las otras dos variantes que también están presentes en nuestro país, todavía no suponen un riesgo importante, según Simón. Sanidad ha confirmado 4 casos de la cepa brasileña y 7 de la surafricana. De estos 7 casos, «dos de ellos hay la confirmación de que son importados y de que, a priori, no han generado contagios secundarios», afirmó. Para acotar la entrada de ambas variantes, el Gobierno, además de limitar vuelos con Suráfrica y Brasil, ha impuesto cuarentena a los viajeros que procedan de ambos territorios. Lo hace un mes después de que el Centro de Control de Enfermedades europeo lo recomendara. ¿Por qué no se ha actuado de igual forma con los de Reino Unido? Según el director del CCAES, «no tiene sentido, ya que la variante B 1.1.7 circula ampliamente por España».

Aunque estas tres mutaciones tienen mayor capacidad de trasmisión, preocupa la poca capacidad neutralizadora de las vacunas contra la sudafricana. Si ya se conocía que AstraZeneca apenas tiene una eficacia del 23% en los casos leves y que la de Moderna produce hasta seis veces menos de anticuerpos, ayer «The New England Journal of Medicine» publicó que la vacuna de Pfizer produce solo un 33% de los anticuerpos para esta cepa.

Ante esto, Simón expresó que «afortunadamente, en España no hay mucha circulación de la cepa sudafricana y esperemos que no ocupe mucho espacio». Según prevé, la británica será la dominante y no dejará espacio al resto. «En países donde circulan ampliamente ambas, da la sensación de que la variante británica no cede espacio a la surafricana». Esto es importante de cara al objetivo de alcanzar la inmunidad de rebaño en verano. Porque la cepa británica no perjudica a las vacunas de Pfizer y Moderna. Respecto a la de Pfizer, un equipo de investigación de los laboratorios Biontech concluyó que la inyección era capaz de bloquear la entrada de la variante.

En cuanto a Moderna, Stéphane Bancel, consejero delegado, destacó la importancia de ser proactivos a la par que el virus evoluciona. «Nos animan los nuevos datos, que refuerzan nuestra confianza de que la vacuna de Moderna deberían proteger contra estas nuevas variantes».