Encierra durante tres meses a un hombre de 80 años en una caseta para robarle la pensión

El sospechoso ha sido puesto a disposición judicial y tiene una orden de alejamiento contra el anciano.

Un agente de la Policía Nacional.
Un agente de la Policía Nacional.POLICÍA NACIONAL DE VALLADOLID. POLICÍA NACIONAL DE VALLADOLID.

La Policía Local de la localidad valenciana de Silla liberó el pasado sábado a un hombre de 80 años que llevaba tres meses retenido contra de su voluntad en una caseta de campo. Cuando llegaron los agentes,, el hombre estaba desnudo de cintura para abajo y contó que vivía allí desde hacía tres meses en condiciones infrahumanas.

También relató que el arrestado le había quitado la llave y no le dejaba salir y que el objetivo era quitarle el dinero de su pensión, de 1.000 euros mensuales, según informa el medio Las Provincias. El captor, un hombre de 52 años y con antecedentes delictivos, habría robado al octogenario unos 6.000 euros de su pensión, tras vaciarle la cuenta bancaria.

La Policía fue alertada a través de la llamada de una vecina, que había advertido de que el octogenario había estado encerrado durante diversos días. La inspección de los agentes denotó la precariedad en la que estaba viviendo el anciano: la cama estaba rodeada de basura, la caseta no tenía ventanas ni electricidad y carecía de todo tipo de calefacción. Es más, en lugar de un retrete, el hombre estaba abocado a hacer sus necesidades en un cubo situado debajo de una silla rota.

El presunto autor del delito fue detenido el domingo como sospechoso de saquear la cuenta bancaria de un anciano, así como del encierro en la caseta. El Juzgado de Instrucción número 4 de Carlet, en funciones de guardia, acordó ayer lunes la libertad provisional con medidas cautelares para el detenido.

Según confirmaron fuentes del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV), el arrestado pasó este domingo a disposición del juez y se le dejó libre con una orden de alejamiento de al menos 200 metros y prohibición de comunicación con la víctima que en principio se encuentra en buen estado de salud a la espera de que los servicios sociales de Silla hagan un estudio de su situación .

La causa está abierta inicialmente, y sin perjuicio de una ulterior calificación, por presuntos delitos de estafa y detención ilegal.