España, referente de digitalización en la cadena de valor sanitaria

Fenin ha impulsado un proyecto integrador para transformar el Sistema Nacional de Salud y el tejido empresarial sanitario a partir de la economía del dato

La mayoría de los países de la UE no logra alcanzar un nivel suficiente de «madurez digital»
La mayoría de los países de la UE no logra alcanzar un nivel suficiente de «madurez digital»dreamstimedreamstime

Situaciones tan comunes como que un facultativo no tenga acceso al historial clínico completo de una persona cuando ésta acude a un centro médico fuera de su comunidad autónoma, o que existan grandes diferencias en el acceso a los servicios digitales de salud dependiendo de la ubicación geográfica se deben principalmente a que los servicios de salud de las comunidades autónomas tienen un «índice bajo» de madurez digital.

A esta conclusión llegó la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (Fenin) en un informe presentado a mediados de 2020 –realizado antes del estallido de la crisis sanitaria–, en el que se analizó el grado de adopción y madurez digital de los 17 servicios de salud de los ejecutivos regionales.

Este análisis contempló cuatro ejes: los servicios digitales para pacientes, para profesionales, la infraestructura IT y los sistemas analíticos. Pero esto no ocurre solo en España, sino que es la tónica general en la mayoría de los países de la Unión Europea, que no logran alcanzar un nivel suficiente de «madurez digital».

Con la vista puesta en que nuestro país pueda alcanzar cotas más elevadas de madurez digital y lograr el avance del Sistema Nacional de Salud (SNS) hacia un nuevo modelo más moderno, inteligente y sostenible, y que aproveche los datos generados en la cadena de valor sanitaria, Fenin ha impulsado un «plan país» que estas semanas está presentando a las distintas administraciones.

Se trata de un plan que se basa en dos premisas: el valor del dato y la transformación de toda la cadena de valor del sector. «El objetivo de este proyecto es proporcionar a las distintas administraciones fórmulas realistas y efectivas para convertir a España en un referente en la transformación hacia una economía del dato sanitario. Y todo ello con un planteamiento coincidente y plenamente alineado con la estrategia marcada desde Bruselas y desde el Gobierno español», explica Margarita Alfonsel, secretaria general de Fenin. «No estamos hablando de una iniciativa más, ya que este proyecto abarca y tiene implicaciones en todo el sector sanitario. Este plan va más allá y pone encima de la mesa propuestas concretas para construir un plan país con un altísimo potencial para modernizar y digitalizar el SNS y el tejido productivo de nuestro país».

Y es que este proyecto propone soluciones transversales para acometer las necesarias reformas que necesita el SNS. «Apostar por este proyecto significa sentar las bases para lograr un sistema sanitario acorde a las necesidades del siglo XXI y para trazar esa hoja de ruta desde el sector de Tecnología Sanitaria brindaremos a las Administraciones nuestra total cooperación, conocimiento y capacidades», detalla Alfonsel.

El concepto de dato que quiere poner en valor este proyecto se refiere al dato de salud desde una perspectiva amplia, es decir, no solo el dato clínico (consultas, seguimiento, pruebas diagnósticas, monitorización, tratamientos, etc.), sino también el generado por el ciudadano como fruto de su propia actividad (hábitos de vida, datos medioambientales, RR.SS. y dispositivos inteligentes, entre otros). Por ello, este proyecto contempla cuatro objetivos: la mejora de los resultados en salud mediante el análisis del dato 360, la implicación activa del paciente en el cuidado de su salud (gracias al conocimiento y uso de sus propios datos), el buen uso y gestión de los recursos sanitarios para garantizar la resiliencia y sostenibilidad del sistema, y el impulso del sector industrial sanitario acompasado con las necesidades del país.

Este proyecto está alineado con las prioridades descritas por la Comisión Europea (Flagships) para la articulación de los Fondos Europeos Next Generation EU, puestos a disposición de los Estados Miembros de la Unión Europea. Asimismo, el plan está plenamente alineado con la estrategia definida por el Gobierno español (Plan España Puede). Concretamente los proyectos incluidos en este Plan dan respuesta, entre otros, a los retos planteados en el apartado de Renovación y Ampliación de las Capacidades del SNS del plan del Ejecutivo, y contribuyen a alcanzar los objetivos relativos a la transición ecológica y digital, la cohesión social, económica y territorial y la igualdad de género.

Fenin lleva varios meses llevando a cabo una intensa labor institucional para presentar este plan a numerosos representantes tanto de la Administración General del Estado como de las comunidades autónomas. Esta acción obedece al compromiso de la Federación con el impulso de fórmulas de colaboración público-privadas, especialmente relevantes en el contexto actual marcado por la grave crisis sanitaria provocada por la Covid-19.