Salud

El embajador de Reino Unido, sobre la exclusión de España como país seguro: “Hay que primar la cautela”

Hugh Elliot ha recordado que se trata de una recomendación, no de una prohibición

Varios turistas disfrutan del sol en la playa del municipio de Corralejo (Fuerteventura)
Varios turistas disfrutan del sol en la playa del municipio de Corralejo (Fuerteventura)Carlos de SaáEFE

Reino Unido ha decidido mantener a España fuera de la lista de destinos seguros para el turismo por el riesgo de contagio por Covid-19. A pesar de las especulaciones en los medios británicos sobre la posibilidad de que Baleares y Canarias entraran en la ansiada lista, el Ejecutivo del primer ministro Boris Johnson no ha incluido nuevos territorios en la categoría “verde” en la última de sus revisiones, que hace cada tres semanas.

De está manera, España continúa en la lista naranja bajo el protocolo impuesto por el Número 10, lo que obliga a los pasajeros a guardar cuarentena a su regreso al Reino Unido y realizarse además varios test con coste de aproximadamente 500 euros por persona.

Según ha destacado el embajador de Reino Unido en España, Hugh Elliot, en una entrevista en el programa ‘Espejo Público’ de Antena 3, la decisión emana del riesgo de la movilidad entre comunidades autónomas y la diferencia de la incidencia de la Covid-19 en cada una de ellas.

Elliot ha explicado que Reino Unido ha decidido mantener a España como “una misma unidad”, a pesar de que algunas regiones españolas como la Comunidad Valenciana poseen un riesgo bajo, ya que su incidencia se encuentra entre los 25 y los 50 casos por 100.000 habitantes. “He mantenido conversaciones fluidas con los varios presidentes autonómicos. Lo que pasa es que España es peninsular, tenemos que tratarlo como una unidad”, ha indicado.

Reino Unido también ha decidido mantener el semáforo de color ámbar en Canarias y Baleares. El representante británico ha adelantado que “no descartamos trato diferenciado en la próxima reunión. Es más fácil controlar la incidencia en un archipiélago.”

El embajador británico ha asegurado que en la decisión ha primado “la cautela”, a pesar de que las ganas de iniciar el turismo entre ambos países “son mutuas” y ha anunciado que la próxima revisión se hará dentro de tres semanas. “Las cosas que miramos son la prevalencia del virus, la campaña de vacunación y sobre todo, también la presencia de las variantes. Tenemos que asegurarnos que las nuevas variantes que van apareciendo se pueda controlar con las vacunas”, ha indicado.

“El único criterio es proteger a las personas. De eso se trata no de otra cosa. Aconsejamos no viajar, no es una prohibición. Hemos aprendido que esta pandemia es complicada. Queremos que vuelva el turismo. Cada país debe tomar sus propias decisiones. Un poco de paciencia, las tendencias en España son buenas. Esperamos en la próxima revisión tener buenas noticias” ha expresado.