Los ingresos en UCI se duplican en dos semanas

Ya hay 1.500 personas en Intensivos, pero Sanidad no ve riesgo de saturación

Thumbnail

La quinta ola del coronavirus ha terminado por impactar en los hospitales. Pese a lo avanzado del proceso de vacunación –el 54,7% de la población tiene la pauta completa–, la enorme incidencia acumulada, por encima de los 700 casos por cada 100.000, ha provocado que los ingresos en UCI se dupliquen en solo dos semanas.

Si el lunes 12 de julio, había 719 pacientes ingresados en Unidades de Cuidados Intensivos, una semana después, el 12 de julio, se contabilizaron 1.039 y ayer 1.490.

La situación es crítica, cercana a la saturación en Cataluña. La ocupación de sus UCI por enfermos Covid es del 44%. En esta comunidad son ya 571 las personas ingresadas en intensivos, lo que ha obligado a la Generalitat a aplazar la actividad quirúrgica no urgente. Además, el consejero de Salud, Josep Maria Argimon, ya trasladó la posibilidad de cancelar las vacaciones de sanitarios ante el incremento de ingresos.

En Baleares se sitúan en niveles de marzo con las UCIS por Covid al 18% En Menorca, la situación es de tal gravedad que el hospital Mateu Orfila de Mahón ha tenido que abrir la segunda planta de UCI.

Las de La Rioja y Madrid también se sitúan por encima de la media, con porcentajes de ocupación que rozan el 17%. En las UCI madrileñas hay ingresdas actualmente 172 personas, cuando hace una semana eran 119.

Pese al incesante subida de ingresos, la Secretaria de Estado de Sanidad, Silvia Calzón, descartó ayer la posibilidad de saturación en los hospitales españoles. «No debemos medirnos con las mismas varas utilizadas en las oleadas anteriores, esta tiene un comportamiento distinto porque afecta, sobre todo, a la población joven que no ha completado la vacunación». A este respecto recordó que ahora el perfil del ingresado en UCI es mucho más joven, con una edad media de 50 años. Además, Calzón insistió en que la mayoría de estos enfermos son personas que no están vacunadas, aunque no precisó datos. «Ninguna vacuna es efectiva en el cien por cien de la población. Pese a que tenemos vacunas muy efectivas siempre va a haber personas cuyo sistema inmune no genere una respuesta óptima, por patologías de base y por edad. Más allá de preguntarse qué porcentaje de los ingresados están vacunados, cabe preguntarse cuánto riesgo de hospitalización frente a los no vacunados», sunrayó la secretaria de Estado. Según un reciente estudio del Instituto de Salud Italiano, las vacunas previenen el 97% de los ingresos en Unidades de Intensivos.

Con todo, la ocupación seguirá creciendo al menos en las próximas dos semanas. Es cierto que el ritmo en la velocidad de cotagios está decreciendo. La incidencia acumulada a 7 días está casi al 50% de la incidencia acumulada a 14 (338 frente a 700), el principal indicador que usan los epidemiólogos para valorar si la pandemia ya ha entrado en fase de estabilización. Pero ya se conoce que el impacto de los contagios en las UCI se nota en los 10 días posteriores.

«Se empieza a observar una desaceleración en el ritmo de crecimiento de la incidencia, aunque continúa habiendo importantes diferencias entre comunidades autónomas», explicó Silvia Calzón. Desde los datos del viernes se empieza a observar descenso de la incidencia en varias regiones, como Aragón y Castilla-La Mancha. También se observan diferencias en los grupos de edad, con incidencias más altas en los jóvenes. En el tramo de edad de 20 a 29 años, es de 1.875 casos por cada 100.000 habitantes y en el de 12 a 19 años de 1.639.

Aumenta la incidencia en mayores

No obstante, la gran transmisión del virus hace que también crezcan los contagios entre los grupos poblacionales de mayor edad. La incidencia en los mayores de 80 ha crecido 104 puntos en una semana hasta situarse en los 237 casos por cada 100.000. En los septuagenarios, la tasa de contagiaos ha pasado en una semana de 103 a 173 casos y en el grupo poblacional de 60 a 69 años, de 232 a 316.

No obstante y gracias a las altas coberturas vacunales en estos rangos de edad, el perfil del ingresado por Cocid grave se ha ido reduciendo. «Los ingresos en hospitales son menores que en las olas anteriores debido a la alta cobertura vacunal de los más mayores. La edad media de las hospitalizaciones se sitúa en torno a los 45 o 50 años, menor que en olas anteriores. En las UCI la media de edad de los ingresados es de 50 años», subrayó Slvia Calzón.

Respecto a los fallecimientos, en la última semana, han muerto 98 personas y la letalidad continúa en niveles bajos por debajo del 2%.