Salud

Los trasplantados de riñón empiezan a perder los anticuerpos de la vacuna antes de 28 días

La protección que reciben es muy inferior a la del resto de pacientes con enfermedad renal crónica

La investigación apunta a que la vacuna de Moderna es la más efectiva en todos los pacientes renales, trasplantados y no.
La investigación apunta a que la vacuna de Moderna es la más efectiva en todos los pacientes renales, trasplantados y no. FOTO: Rick Bowmer AP

Mientras que los pacientes en diálisis o con enfermedad renal crónica avanzada desarrollan una adecuada respuesta inmunológica, los trasplantados presentan tasas más bajas de anticuerpos a los 28 días de la segunda dosis. Los resultados intermedios del estudio español SENCOVAC- promovido por la Sociedad Española de Nefrología (SEN)- en 1.746 pacientes con enfermedad renal crónica (ERC) muestran que más del 20% de los pacientes trasplantados no pudieron crear anticuerpos y que los pacientes que habían pasado la infección desarrollaron una respuesta significativamente mayor.

También revelan que el tipo de vacuna administrada influyó sobre la respuesta inmunitaria, siendo la de Moderna la más efectiva en todos los pacientes renales, trasplantados y no, y sugieren que la respuesta inmune es menos extensa en el tiempo en estos pacientes.

Estos resultados, que acaban de ser publicados por Nephrology, Dialysis and Transplantation, una de las revistas de mayor impacto científico en su ámbito, invitan a una mayor protección frente a la covid de estos pacientes, especialmente los trasplantados, con el mantenimiento de las medidas de aislamiento, y sugieren una dosis de refuerzo que complete la vacunación.

Además, concuerdan con las publicaciones preliminares, que sugieren fuertemente que este tipo de pacientes renales tienen un alto riesgo de infección por covid, aún después de recibir la pauta de vacunación completa. Asimismo, los resultados muestran que los pacientes trasplantados que pasaron la infección tuvieron una respuesta inmunológica mejor que los que no lo pasaron. De hecho, el 100% de los pacientes con trasplante renal con antecedentes de covid desarrolló anticuerpos después de la vacunación, mientras que aquellos que no tenían infección previa desarrollaron con la vacunación tasas significativamente más bajas de anticuerpos, algo que también sucedió con los pacientes en hemodiálisis, lo que sugiere un mayor riesgo por infección para estos dos tipos de pacientes.

La investigación también avanza los primeros datos sobre las reacciones adversas de las vacunas en los pacientes renales, que afectaron al 54% de los casos analizados, siendo frecuentes especialmente en los pacientes más jóvenes trasplantados de riñón y en los más jóvenes con ERC sin diálisis. Las reacciones más frecuentes fueron dolor, malestar general, y astenia (falta de energía o vitalidad). Asimismo, la infección previa se asoció con tasas más altas de reacciones adversas tras la primera y segunda dosis, y la vacuna de Moderna generó más reacciones de este tipo.