Las ocho palabras más difíciles de escribir y decir en español

Hoy, 23 de noviembre, se celebra el Día Internacional de la Palabra para poner de relieve la importancia de esta como clave en el entendimiento

Aprendemos a hablar a muy temprana edad. Expresarnos mediante sonidos que tienen un significado consigue que podamos entendernos entre los humanos y así conseguir formar una comunidad. El lenguaje, además, ha permitido al ser humano evolucionar hasta convertirse en el más inteligente de todos los animales.

Hablar y escribir forma parte de nuestras vidas y nos acompaña a lo largo de estas. La importancia es vital y, por ese motivo, cada año se celebra una fecha que trata de poner de relieve la gran importancia del lenguaje y las palabras.

Hoy, 23 de noviembre se celebra el Día Internacional de la Palabra. Esta fecha se creó con el objetivo de fomentar el diálogo y la paz entre todas las naciones del mundo. Además, se orientó este día hacia el avance pacifico de la sociedad sin discriminaciones políticas ni religiosas alrededor del planeta. En este sentido, la palabra es la clave del entendimiento entre los países y los humanos, siendo la vía para la resolución de conflictos y marcar el futuro de las futuras generaciones.

En 2009, la Fundación César Egido Serrano, cuya finalidad es propiciar fundamentalmente la convivencia entre culturas y religiones diferentes creó la fecha para enfatizar en la importancia de la palabra. Su lema, “La Palabra como vínculo de la humanidad, frente a toda violencia” fue el principal reclamo de un día que sigue celebrandose en la actualidad.

Además, esta fundación sin ánimo de lucro, cuenta como principal patrimonio el Museo de la Palabra, cuya localización se encuentra en Quero, Toledo. Junto al museo, la principal labor que realiza la fundación es organizar el Concurso Internacional de Microrrelatos “Museo de la Palabra”. Este otorga un premio de 20.000 euros al microrrelato ganador de certamen.

Para conmemorar este día a continuación podemos repasar las ocho palabras más difíciles de escribir y decir en español. Nuestro idioma es uno de los más hablados alrededor del mundo y guarda algunos motes muy complicados para los parlantes.

Las ocho más difíciles

  • Polimetilmetacrilato: esta complicada palabra es conocida también por por sus siglas PMMA. El metacrilato, es uno de los plásticos más utilizados en ingeniería. La placa de acrílico se obtiene de la polimerización del metacrilato de metilo y la presentación más habitual suele encontrarse en la industria del plástico ya sea en forma de gránulos o en placas. La combinación de ambas palabras causa su complicada pronunciación y lectura.
  • Homopedonecrozoofílico: dificil y que puede trabar las lenguas, este mote define a las personas que padecen un grave problema relacionado con los animales. Se trata de los individuos con claras inclinaciones sexuales hacia animales menores o difuntos que en muchas ocasiones deben ser tratados por especialistas. Como en la anterior, esta palabra tan larga causa graves problemas para los que deben decirla.
  • Pneumonoultramicroscopicsilicovolcanoconiosis: esta palabra es posiblemente una de las más largas de todo el español. Sus 45 letras la convierten en todo un reto para aquellos que tratan de pronunciarla. Este complicado mote es el término que se utiliza para nombrar la enfermedad pulmonar que se produce por tras intoxicarse de sílice.
  • Paralelepípedo: aunque desconocida y, prácticamente, impronunciable sin trabarse esta palabra es la definición de objetos muy comunes. Esta es la definición de una figura geométrica tridimensional que consiste en la unión de seis paralelogramos que tienen caras opuestas y paralelas entre sí. El ejemplo más común y conocido es una caja de zapatos.
  • Desoxirribonucleico: sin ser tan complicada como las anteriores, esta palabra trae de cabeza a muchos en los colegios. Se trata posiblemente de una de las primeras palabras complicadas que aprendemos y define al ácido desoxirribonucleico, conocido por sus siglas como ADN. El principal componente del material genético en los seres vivos se convierte en una pesadilla para algunos estudiantes.
  • Esternocleidomastoideo: otro de los motes que provocan autentico pánico en los colegios. Este músculo de origen griego situado en el cuello supone un gran reto en las clases de biología para todos aquellos que lo descubren por primera vez.
  • Electroencefalografista: larga y unión de dos conceptos, esta palabra es capaz provocar quebraderos de cabeza a aquellos que tratan pronunciarla. Este oficio define al profesional que se dedica a la exploración neurofisiológica a partir del registro de la actividad cerebral durante el sueño.
  • Hipopotomonstrosesquipedaliofobia: la última de la lista supone una autentica sorpresa. Con 33 letras, esta complicada palabra define nada más y nada menos al miedo irracional a la pronunciación de palabras largas y complicadas.