Sección patrocinada por

Gramática

Las 10 palabras de otros idiomas que no existen en español

Según la revista “Ethnologue”, en el mundo existen 7.097 idiomas, de los cuales hay algunos términos que no tienen traducción directa en nuestro idioma

Las 10 palabras de otros idiomas que no existen en español
Las 10 palabras de otros idiomas que no existen en español Connie G. Santos La Razón

Puede resultar complicado entender que hay palabras que en nuestro idioma no existen, que quizá sean sustituidas por alguna expresión o, directamente, apenas nos refiramos a su significado, pero sí, eso ocurre, y en repetidas ocasiones. Según la revista “Ethnologue”, en el mundo existen unos 7.097 idiomas, de los que el 90% son hablados por menos de 100.000 personas. El más hablado es el chino mandarín, con 873 millones, así como destacan entre los primeros de la lista el español o el inglés. Comprendiendo este paisaje multilingüe, ahora cabe destacar una curiosidad que comparten en general: en casi todos los idiomas hay palabras que no tienen traducción al español, de las que enumeramos las diez siguientes.

1. “Arigata-meiwaku” (japonés)

Se trata de una palabra que se utiliza para definir una situación en la que alguien hace algo por nosotros sin que quisiéramos que lo hiciera, pero que, al hacerlo, le damos las gracias. Es, por tanto, algo parecido a un “gracias por la molestia” o un “gracias por el favor”, aunque ninguna de estas dos expresiones se acerca al 100% del significado de “arigata-meiwaku”.

2. “Nunchi” (coreano)

Ahora que tan de moda están las series coreanas, conozcamos un poco más de su, para nosotros, tan complejo idioma. Esta palabra, “nunchi”, describe una capacidad, la de saber leer el estado de ánimo de otras personas. No se trata de un psicólogo ni un experto, sino más bien alguien con la suficiente empatía y facilidad para saber cómo está la persona de enfrente.

3. “Pana Po’o” (hawaiano)

Se refiere a un gesto generalmente expandido en todo el mundo, al menos frecuente en bastantes países y, por qué no, recurrente a la hora de hacer películas o cintas de animación. “Pana Po’o” se refiere al acto de rascarse la cabeza, pero no porque pique, sino cuando se trata de recordar algo.

4. “Torschlusspanik” (alemán)

No tiene traducción directa al español, pero sí es un término alemán fácil de explicar y de entender. Se refiere al miedo a que, a medida que uno envejece, las oportunidades vayan disminuyendo. Una especie de mezcla entre incertidumbre, ansiedad o miedo a no cumplir objetivos.

5. “Ilunga” (chiluba)

Esta palabra del chiluba, lengua bantú hablada por más de 6 millones de personas en El Congo, es bastante famosa pues no solo no tiene traducción al español, sino que no la tiene en ningún idioma. Se utiliza para referirse a la “altura de la moral” de una persona que puede olvidar y perdonar una primera ofensa, tolerarla una segunda vez, pero no perdonar ni tolerar la tercera ofensa.

6. “Iktsuarpok” (inuit)

Las lenguas inuit son las nativas de los esquimales más orientales, es decir, los de Alaska, Canadá y Groenlandia. Para ellos, “iktsuarpok” es una palabra propia y significa como “salir para ver si alguien está viniendo”.

7. “Jayus” (indonesio)

Esta palabra es bastante interesante, pues se refiere a un chiste tan mal contado y con tan poca gracia que uno no puede hacer otra cosa que reírse. Es decir, sería esa risa floja que entra cuando se escucha un “chiste malo”.

8. “Forelsket” (noruego)

Este bello término se utiliza por los noruegos para describir algo tan bonito como un gran sentimiento. Con ella, se refieren a la emoción que se siente en el primer enamoramiento.

9. “Backpfeifengesicht” (alemán)

Si su pronunciación ya nos es complicada, lo que de verdad nos va a sorprender es su significado. Esta palabra alemana se refiere nada menos que para decir que una cara necesita un puñetazo con urgencia.

10. “Glas-wen” (galés)

El significado literal sería “sonrisa azul”, pero no se refiere a que alguien se haya pintado los dientes o la boca. Hace referencia a aquellas sonrisas en tono de burla que se le hacen a una persona en tono de menosprecio.