La ola de frío extremo continúa... ¿hasta cuándo va a durar?

Las temperaturas podrían caer durante los próximos días hasta los 10 grados bajo cero

Dos personas junto a una cascada de hielo cercana a la localidad de Roncal formada tras las temperaturas bajo cero que durante varios días se llevan produciendo en Navarra
Dos personas junto a una cascada de hielo cercana a la localidad de Roncal formada tras las temperaturas bajo cero que durante varios días se llevan produciendo en Navarra FOTO: Jesús Diges EFE

Hace poco más de un año, todo el país luchaba por salir adelante tras el temporal de nieve que nos dejó Filomena, que además causó numerosos daños en gran parte del territorio. Este año, la nieve no ha hecho aparición mas allá de las zonas más habituales y las montañosas pero el frío se ha instalado en nuestras vidas desde hace unos días. Eso sí, con sol en muchos lugares.

Pues bien, este temporal de frío que ha desplomado las temperaturas seguirá haciendo estragos y derribará el mercurio de los termómetros hasta los -10 grados en algunas zonas durante os próximos días, según avanza Eltiempo.es.

Así, los episodios más invernales se producirán durante el fin de semana debido al bloqueo anticiclónico con ausencia de nubosidad. Que los días sean tan cortos y las noches tan largas favorece que las temperaturas caigan de forma drástica.

¿Son normales estas temperaturas tan bajas? Lo cierto es que sí. de hecho, Estamos a punto de llegar al día más frío del año En España. Las temperaturas más bajas que se registran en la Península se dan entre el 15 de diciembre y el 15 de febrero, de tal forma que ahora estaríamos superando el ecuador de este periodo de mayor crudeza del invierno. La temperatura media en enero -analizando datos de los últimos 30 años- es de 8,4 grados, pero la mínima es de 4 grados. Según los mismos datos, el día más frío del año es el 21 de enero, con una media nacional de 7,9 grados.

Lo que es más anormal es que estemos teniendo temperaturas tan bajas durante estos días, muy por debajo de la media sin estar en medio de un temporal o de una ola de frío.

El frío lleva instalado en la península desde más de una semana. Imagen de unos cultivos en la localidad gallega de O Porriño
El frío lleva instalado en la península desde más de una semana. Imagen de unos cultivos en la localidad gallega de O Porriño FOTO: Scenix EFE

¿Qué es lo que está ocurriendo?

En invierno, lo normal es que haga frío, sí, mucho frío y que se manifieste en forma de nieve o de heladas. Pero al no haber ningún temporal sobre nuestras cabezas, ¿cómo se explica este descenso tan brusco y prolongado de los termómetros? Lo cierto es que no se trata de frío pomar porque el enfriamiento se está produciendo sobre la Península, pero no hay masas de aire procedentes del norte de Europa que lo provoquen.

La realidad es que estamos ante una situación conocida como “frío penínsular”, cuyas características son las altas presiones, mucha estabilidad atmosférica, ausencia de viento y cielos despejados durante las largas noches. Esto genera un frío seco durante la noche, que al ser larga, se prolonga muchas horas y cuando arranca el día, el termómetro está por los suelos.

Esto es especialmente notable en zonas de montaña, donde habrá grandes heladas; en el interior de la mitad norte peninsular, con heladas moderadas y con temperaturas por debajo de los 5 bajo cero. Pero eso ha sido hasta ahora, porque en lo que resta de semana, la situación se recrudecerá y en ciudades como Teruel o Soria el mercurio caerá hasta los 10 bajo cero.

Unos patos nadan en la zona sin hielo en un estanque este martes en La Fresneda, Asturias
Unos patos nadan en la zona sin hielo en un estanque este martes en La Fresneda, Asturias FOTO: ELOY ALONSO EFE

En valles o zonas del litoral, donde las temperaturas suelen ser más suaves también sufrirán las inclemencias del tiempo y en Valencia, Barcelona, Alicante o Palma tendrán mínimas inferiores a los 5 grados, a los que hay que añadir la humedad.

Y no parece que haya visos de que a corto plazo la situación mejore. Esta situación viene prolongándose desde hace más de una semana y todo apunta a que será persistente. De momento no se esperan lluvias en toda la semana y la próxima parece que de nuevo empezará con tiempo seco, pero no se esperan ni lluvias intensas ni copiosas nevadas.

El anticiclón seguirá sobre la Península hasta el viernes 21, momento en el que entrará una masa de aire frío de origen continental, que volverá a desplomar los termómetros.