Guías

Consejos y cuidados básicos para que las plantas sobrevivan durante las vacaciones

La llegada del verano puede echar al traste todo el trabajo, cuidados y dinero invertido durante los últimos meses

Además de la luz y el riego, es necesario sanear las plantas antes de marcharnos de vacaciones
Además de la luz y el riego, es necesario sanear las plantas antes de marcharnos de vacaciones FOTO: La Razón La Razón

Las plantas dan alegría y colorido a una casa, pero aportan mucho más. De hecho, en muchos casos se han convertido en uno de los elementos decorativos más importantes. De hecho, la pandemia -sobre todo el confinamiento- puso en evidencia la necesidad de estar en contacto con la naturaleza. Y qué mejor manera que hacerlo con plantas. En terrazas, balcones, pero también en estanterías, mesas y zonas destacadas de la casa. Pero el garden room no es sólo una cuestión estética porque las plantas sirven para purificar el aire -absorbiendo los gases nocivos, humos-, dan frescor a las estancias, atenúan los ruidos y el color verde aporta tranquilidad, serenidad. En definitiva, armonía y paz.

Dependiendo de cada especie de planta, requiere un cuidado más especial que otro y esto hay que tenerlo en cuenta a la hora de marcharse de vacaciones porque una mala decisión puede arruinar nuestras plantas y todo el trabajo, tiempo y cuidados que le hemos dedicado durante el año.

Entonces, ¿de qué manera puedo evitar que mis plantas se mueran durante mi ausencia? Lo más socorrido suele ser recurrir a un familiar o amigo que pueda pasarse por casa para regarlas y cuidarlas en nuestra ausencia. En el caso de que no encontremos a nadie, la posibilidad de recurrir a un riego automático puede ser una solución, sobre todo para las plantas de exterior. Existen en el mercado varios tipos de dispositivos programables y sencillos de manejar.

Otra opción -tanto para interior como para exterior- pueden ser los geles de riego de liberación lenta, una especie de gelatina que se vierte en la maceta y que se va consumiendo poco a poco. La desventaja de este sistema es que no sirve para macetas muy grandes y que no duran más allá de las tres semanas.

Vídeotutorial: Cómo instalar una hidrojardinera o maceta autorriego

Las macetas de autorriego son muy cómodas para estas situaciones, ya que llevan un depósito de agua de entre uno y dos litros, del que la planta va consumiendo el agua que necesita. De todas formas, si la estancia va a ser muy prolongada y la planta es de las que necesita mucho riego, se puede complementar con cualquiera de los demás sistemas.

Riego por Goteo Casero 💧 Muy Fácil | La Huerta de Ivan

Otros sistemas que pueden valer para interior y exterior son: una botella de plástico llena de agua colocada boca abajo. Previamente hay que cortarle el culo y luego abrir el tapón poco a poco para regular la salida de agua al gusto. Si se utiliza este sistema es recomendable regar abundantemente la planta antes de marcharnos de viaje.

COMO MANTENER REGADAS LAS PLANTAS CUANDO NOS VAMOS DE VIAJE

Otra posibilidad es colocar un recipiente de agua o un bidón grande por encima de la planta e introducir un cordón de lana que irá del recipiente a la maceta.

Uno de los métodos más utilizados es el del fregadero o la bañera. Para ello, hay que llenarlos con un poco de agua y meter las plantas dentro.

Otras recomendaciones

Uno de los errores más frecuentes suele ser cerrar todas las persianas y cortinas de la casa antes de salir para evitar la entrada de algún indeseable, pero eso puede ser una sentencia de muerte para las plantas, que necesitan luz para vivir. Así que es recomendable buscar una habitación en la que puedan seguir recibiendo luz solar. Preferiblemente, dejarlas juntas y cerca de la ventana, lugar por el que más luz entra. La cercanía provocará un ambiente más húmedo y favorece su desarrollo.

También hay que tratar de que las plantas no se queden en zonas de fuertes vientos o donde les dé el sol de manera directa. Necesidad de luz no significa necesidad de sol. De hecho, la mayoría de las plantas sufren mucho con la luz directa, y más en esta época del año.

Una medida que favorece a todas las plantas es dejarlas saneadas. Eliminar las hojas y rama que estén amarillas o se estén estropeando. Si se remueve la tierra para oxigenarlas, se rellenan y se abonan, lo agradecerán.

En el caso de elegir algún sistema de autorriego como las macetas, las botellas o recipientes con cuerdas, es recomendable probarlos con cierta antelación para saber cuánto tiempo tardará en consumirse el agua, si el sistema funciona de manera correcta, si la tierra se seca en exceso y si es necesario complementar el sistema de riego con otro.

Uno de los aspectos a tener en cuenta a la hora de trasplantar a macetas más grandes es tratar de elegir una que tenga el tamaño correcto, el color que nos guste y, a ser posible, que tenga ruedas para poder desplazarlas con mayor facilidad cuando nos dispongamos a salir de vacaciones.