¿Es el aire acondicionado malo para nuestras plantas? ¿Qué consejos debemos seguir para que no sufran?

Aunque es una de las formas más comunes de refrescarnos en verano, este frescor no es precisamente cómodo para todos los inquilinos de la casa

Plantas de interior
Plantas de interior FOTO: FREEPIK

Los calurosos días de verano tienden a hacer que prefiramos la comodidad de nuestros hogares y su aire acondicionado a las altas temperaturas en el exterior. No obstante, este frescor no es precisamente cómodo para todos los inquilinos de la casa. Si tenemos plantas de interior, convivir con ellas puede ser un poco más difícil de lo esperado. Aunque el aire acondicionado es seguro para la mayoría de las plantas, en ningún caso debemos colocarlas cerca de las salidas de aire frío y deberemos mantener un control de la humedad para que nuestras compañeras no sufran ningún problema de salud. Sin embargo, esto no significa que debamos sentir que tenemos que sacrificar la comodidad de nuestro hogar para crear un ambiente cálido y húmedo para las plantas. Hay muchos consejos y trucos para crear un ambiente idóneo para nuestras verdes amigas, aunque estos son los principales factores que debemos tener en cuenta.

Evite las ráfagas de aire frío

Ráfaga de frío de un aire acondicionado
Ráfaga de frío de un aire acondicionado FOTO: La Razón (Custom Credit)

Asegúrese de colocar sus plantas en áreas alejadas de las salidas de aire. El aire en movimiento deshidrata las plantas eliminando la humedad que tanto necesitan. Asimismo, el frío del aire acondicionado puede congelar las células de las plantas, bloquear sus vías naturales y dificultarles el movimiento de nutrientes y agua por todo el cuerpo. En otras palabras, las bajas temperaturas pueden hacer que las plantas mueran de hambre. Si nota que las hojas de sus plantas se vuelven amarillas, comienzan a marchitarse o adquieren manchas secas y marrones, lo primero que debe verificar es su ubicación en relación con las salidas de aire de su hogar. Si están cerca, mueva sus plantas. Este sencillo cambio puede hacer para sus plantas de interior recuperen el esplendor que las caracterizaba.

Pero no debemos olvidar tener en cuenta la luz del sol en este proceso. La mayoría de aparatos están construidos de tal manera que las salidas de aire se encuentran cerca de las ventanas, lo que significa que alejar las plantas del aire frío también significa alejarlas de la luz solar. Dos opciones para evitar este escenario incluyen mover dicha planta a una habitación sin aire acondicionado o invertir en un protector o deflector que aleje el flujo de aire de la vegetación. En cualquier caso, debemos mantener un rango de temperatura decente para nuestras plantas. Según la web “Just Add Ice”, la mayoría de las plantas de interior se mantienen mejor en una habitación que esté constantemente entre 18 y 26 grados durante el día y entre 12 y 18 grados durante la noche.

Recuperar la humedad perdida

Plantas
Plantas FOTO: La Razón La Razón

Debido a que los aires acondicionados actúan como un deshumidificador natural, las plantas de interior pueden perder mucha humedad y dado que muchas de estas plantas son tropicales, necesitan niveles de humedad entre el 40 y 60%, deberemos recuperar de alguna forma los niveles perdidos si no queremos que nuestra planta sufra. Sin embargo, la baja humedad en nuestro hogar no significa necesariamente que debamos darles dosis más altas de agua todos los días, hay otras formas de crear una atmósfera más húmeda.

  • Rocíe agua sobre las plantas: una de las mejores maneras de obtener la humedad necesaria para nuestras plantas es rociar sus hojas con agua. Aunque deberemos tener cuidado con la cantidad, si notamos hojas abultadas o manchas de agua descoloridas, deberemos bajar la frecuencia con la que las humedecemos.
  • Cree una bandeja de rocas: otro truco fácil para brindar humedad a nuestras compañeras es colocar guijarros en una bandeja poco profunda, llenar la bandeja con agua y colocar las plantas en macetas encima.
  • Humidificador: por supuesto, otra forma de aumentar la humedad en nuestro hogar es comprar un humidificador. Sin embargo, tenga cuidado, porque demasiada humedad no es necesariamente buena para la casa ya que crea un ambiente ideal para el desarrollo de moho y bacterias.
  • Riegue con más frecuencia: finalmente, la forma más típica de humectar nuestras plantas es regarlas, pero ¿ha pensado alguna vez en usar su aire acondicionado para ayudar en esta tarea? La mayoría de los aparatos de aire crean agua en una línea de goteo o manguera fuera de la casa a través de la condensación. Esta agua es pura, extraída directamente del aire, lo que la hace perfecta para nuestras plantas a la vez que ahorramos energía y recursos en el proceso.

Grandes aliadas contra la contaminación en el hogar

Plantas de interior
Plantas de interior FOTO: La Razón La Razón

Independientemente de si necesitemos o no cambiar los cuidados de nuestras plantas de interior, no hay duda de los beneficios de tener vegetación en la casa. Las plantas agregan el color y la vida necesarios a cualquier hogar, razón por la cual a muchos diseñadores les encanta vestir los hogares con ellas. Sin embargo, las plantas no solo aportan una sensación de frescura a las habitaciones, literalmente refrescan el aire mejorando su calidad. Según la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos, la contaminación interior a veces puede contener de 2 a 5 veces el nivel de contaminantes que se respiran en el exterior. Sin embargo, los estudios han demostrado que las plantas de interior pueden ayudar a reducir la cantidad de contaminantes del aire interior como, por ejemplo, el ozono, que puede ser liberado por cosas ordinarias como fotocopiadoras y luces ultravioleta, y los compuestos orgánicos volátiles (COV, por sus siglas en inglés), que son emitidos por alfombras, pintura y muebles.