Los medicamentos para el TDAH podrían tratar los síntomas del alzhéimer

Estos fármacos activan la parte del cerebro que influye en la memoria, el aprendizaje y la atención

FOTO: FLICKER/NATIONAL HUMAN GENOME RESEARCH INSTITUTE

Los medicamentos comunes administrados a los niños hiperactivos también podrían servir para tratar algunos síntomas de la Enfermedad del Alzheimer. Así lo sugiere una investigación publicada en el ‘Journal of Neurology Neurosurgery & Psychiatry’, que demostró que los pacientes con esta enfermedad neurodegenerativa que recibieron fármacos para el TDAH vieron mejoras significativas en su cognición y función cerebral.

El estudio liderado por Imperial College de Londres se centró en los fármacos noradrenérgicos, entre los que están los antidepresivos y los compuestos que tratan el TDAH. Estos medicamentos se dirigen al neurotransmisor noradrenalina que es fundamental para muchos procesos cognitivos, como la atención, el aprendizaje, la memoria o la preparación para la acción. La alteración noradrenérgica se produce en las primeras fases del alzhéimer y contribuye a los síntomas cognitivos y neuropsiquiátricos que caracterizan la enfermedad, lo que sugiere que el sistema noradrenérgico sería un buen objetivo para el tratamiento farmacológico.

Por ello, los investigadores británicos buscaron ensayos clínicos publicados entre 1980 y 2021 en los que se hubieran utilizado fármacos noradrenérgicos, como la atomoxetina, el metilfenidato y la guanfacina, para mejorar potencialmente los síntomas cognitivos y/o neuropsiquiátricos en personas con enfermedades neurodegenerativas. Revisaron un total de 19 ensayos, en los que participaron 1811 pacientes, en su mayoría de entre 65 y 80 años.

Los resultados de 10 de estos trabajos se agruparon para la cognición global: orientación/atención, memoria, fluidez verbal, lenguaje y capacidad visoespacial. “Esto mostró un efecto positivo, pequeño, pero significativo, de los fármacos noradrenérgicos sobre la cognición global”, medida en la escala Adas, que sirve para evaluar la gravedad de las alteraciones cognitivas del alzhéimer, señala la publicación.

A continuación, se agruparon los resultados de 8 ensayos clínicos en relación con el comportamiento y los síntomas neuropsiquiátricos, la agitación y la apatía, y mostraron un gran efecto positivo de los fármacos noradrenérgicos sobre la apatía.

Los investigadores afirman que “es muy probable que la readaptación de los fármacos noradrenérgicos establecidos ofrezca un tratamiento eficaz en la Enfermedad de Alzheimer para la cognición general y la apatía”. Y añaden que “hay razones de peso para realizar más ensayos clínicos específicos”.

El profesor asistente de psicología de la Universidad de Nottingham, el doctor Andrew Reid, dijo que el estudio muestra una “nueva vía de investigación prometedora”, ya que sugiere “una forma de identificar a las personas en riesgo y tratarlas mucho antes de lo que actualmente es posible”.

Sin embargo, advierten, primero hay que tener en cuenta varios factores. Entre ellos se encuentran la selección adecuada de grupos de pacientes y la comprensión de los efectos de las dosis de los fármacos individuales y sus interacciones con otros tratamientos para minimizar las desventajas y maximizar las ventajas de los fármacos noradrenérgicos.