La «Ley Trans» llega al Congreso ante las críticas de las feministas

Montero confía en que saldrá adelante pese a la oposición del PP y VOX

El Pleno del Congreso debate mañanalas enmiendas a la totalidad a la «Ley Trans», presentadas por PP y Vox, aunque ayer ya comenzó a caldearse el ambiente a las puertas del Parlamento, ante las críticas surgidas por esta polémica ley, que ya suscitó previamente la división en las filas de sus socios socialistas de Gobierno ante el proyecto presentado por el Ministerio de Igualdad que dirige Irene Montero.

Decenas de feministas se concentraron hoy frente al Congreso bajo el lema «Mi opresión no es tu identidad» para demandar que se paralice la tramitación de la «Ley Trans» al defender que «ser mujer no es un sentimiento».

En declaraciones a los periodistas recogidas por Efe, la portavoz de Movimiento Feminista de Madrid, Ana de Blas, señaló que la norma, que contempla el cambio de sexo en el registro sin necesidad de informes médicos o tratamientos hormonales, es «un proyecto legislativo problemático para los derechos de las mujeres». También de Blas rechazó que esta iniciativa se vaya a tramitar por la vía de urgencia, una decisión que, a su juicio, supone una «censura previa por delitos que vulneran la libertad de expresión y la libertad de conciencia de toda la ciudadanía». «No hay ninguna justificación para tramitar por vía de urgencia y con competencia legislativa plena en el seno de una comisión que acorta plazo a la mitad y se escabulle del debate y de las comparecencias necesarias», aseveró.

Discriminación

En su opinión, pone en cuestión «el verdadero sujeto de protección que recoge la ley contra la violencia de género o la ley de igualdad». Por su parte, la portavoz de la Alianza Contra el Borrado de las Mujeres, Lola Venegas, afirmó que la ley es «profundamente misógina, reaccionaria y sexista». «No nos gusta que diga que cualquier varón, por un acto de mera declaración, puede presentarse en el registro civil, rellenar una póliza y a los tres meses se le concede la categoría legal de mujer».

Lo cierto es que el consenso en esta materia ha sido complicado desde siempre. Así, las organizaciones que sí apoyan la ley de Montero, también levantaron ayer la voz. La Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Trans, Bisexuales, Intersexuales y más (Felgtbi+) emitió un comunicado en el que lamenta la discriminación social que viven las personas trans por parte de «determinados sectores políticos y colectivos que hacen llamarse feministas y que abogan por la desarticulación de este marco legal».

Para la Felgtbi+ el sexo biológico no construye el género, «por lo que existen mujeres con pene y hombres con vulva y su existencia no implica, en ningún caso, el borrado de nadie». «Ser trans no supone ni un deseo ni un capricho ni mucho menos una enfermedad, por lo que se deben conseguir avances legales como la ley que nos ocupa», subrayaron desde la Federación, que exigió respeto y responsabilidad a los políticos para que no hagan declaraciones en su nombre sin conocer la realidad, «pues su desconocimiento es, además, el germen de los discursos de odio».

Previsiblemente, los vetos de PP y Vox no saldrán adelante en la votación de hoy ya que no cuentan con los apoyos suficientes en la Cámara Baja con lo que la ley seguirá su tramitación parlamentaria.