Antena 3: 25 series en 25 años

► 1. Farmacia de guardia (1991). La ficción creada por Antonio Mercero es transgeneracional, una de esas series clásicas que disfrutan públicos de todas las edades, que no envejecen y que cuando ves un episodio repetido siempre te arranca una sonrisa. Lourdes y Adolfo (Concha Cuetos y Carlos Larrañaga) fueron parte de la familia de muchos españoles. La serie, logró superar el 60% de share en su último capítulo (1995). Casi nada.

► 2. El príncipe de Bel Air (1991). ¿Hay alguien que no recuerda la frase “con tu tío y con tu tía irás a Bel Air”? Era el opening (traducido) que catapultó para siempre a Will Smith y que conectó a miles de adolescentes de los 90 al televisor. La serie se emitía a las 14 de la tarde y nos alegró durante muchos años la llegada a casa desde el instituto. En aquel entonces las series en versión original eran algo impensable, y nosotros estábamos encantados del gran doblaje que tenía la serie.

► 3. Cosas de casa (1991). “¿He sido yo?”, es otra de las grandes frases pronunciadas en una serie, en esta ocasión de la mano de Steve Urkel. 'Cosas de Casa' era una serie blanquísima, familiar e incluso ñoña, pero a todos los que la veíamos siempre nos acabada haciendo gracia. Hoy no tendría cabida en la televisión actual, tan exigente y con tan buenas propuestas, pero en los 90 Steve Urkel era lo más.

► 4. Salvados por la campana (1991). De nuevo una serie blanca, en esta ocasión ambientada en un grupo de amigos adolescentes. Gracias a ‘Saved by the bell’ muchos creíamos que los institutos tenían taquillas y que había anuarios y bailes cada fin de curso. Su protagonista, Zack Morris (Mark Paul Gosselaar) fue mito erótico de jovencitas y adolescentes, con su pelo amarillo pollo y sus looks chillones e imposibles. Cosas de la época.

► 5. Lleno, por favor (1993). De la mano de Vicente Escrivá llegó esta serie protagonizada por Alfredo Landa, que interpretaba a Don Pepe, el dueño de la gasolinera que sólo creía en “Dios, Franco y Santiago Bernabéu”. Fue la serie más cañí de la época y venía firmada por Escrivá, un guionista muy ducho en el cine español del destape. Completaban el reparto Beatriz Carvajal, Lydia Bosch y Micki Molina.

► 6. Los vigilantes de la playa (1993). Los veranos no eran lo mismo sin ver los episodios de esta serie ambientada en las playas de Santa Mónica, aunque es cierto que muchas veces disfrutábamos más con el opening (I'm Always Here", de Jim Jamison) que con el episodio en cuestión. Gracias a este gran guilty pleasure, David Hasselhoff fue rescatado del olvido y Pamela Anderson se convirtió en un mito erótico de alcance mundial.

► 7. Los ladrones van a la oficina (1993). Premio Ondas en 1993 a la mejor serie y actores de la talla de José Luis López Vázquez, Fernando Fernán Gómez, Manuel Alexandre, Agustín González, Anabel Alonso y Antonio Resines. Nunca se ha vuelto a hacer una serie tan auténtica y tan española, en el mejor sentido del término. Tres timadores que planeaban su próximo movimiento en la barra de un bar. Innumerables cameos, excelentes guiones y el resto, historia de la televisión.

► 8. Compuesta y sin novio (1994). Muy pocos se acuerdan de esta comedia (que conseguía grandes datos de audiencia) protagonizada por Lina Morgan y José Coronado. La serie estaba dirigida y escrita por Pedro Masó y durante sus trece capítulos participaron muchos de los grandes actores de nuestro país.

► 9. Canguros (1994). Maribel Verdú (que ganó el Fotogramas de Plata por este papel) capitaneaba esta desenfadada comedia por la que pasaron Luis Merlo, Paula Vázquez, Silvia Marsó, Ana Risueño o Mar Flores. Era una comedia ligera y entretenidísima, y de las primeras ficciones españolas protagonizadas por mujeres.

► 10. Hermanos de leche (1994). Durante 4 temporadas estuvimos enganchados a esta serie en la que dos amigos (José Coronado y Juan Echanove) compartían piso tras su divorcio. En la memoria de todos está el cambio de personaje de Juan, que pasó de estar interpretado durante las tres primeras temporadas por Juan Echanove, y, para sorpresa de todos, en la cuarta temporada estuvo interpretado por el Gran Wyoming.

► 11. Ay señor, señor (1994). El sacerdote más moderno de la televisión cobró vida de la mano de Andrés Pajares, que estuvo acompañado por Javier Cámara durante 28 episodios. Fue la serie más vista de 1994, registrando en su capítulo 13 nada menos que 5.967.000 espectadores y un brutal 38,1%. Eran otros tiempos.

► 12. La casa de los líos (1996). Esta comedia coral protagonizada por Arturo Fernández y Lola Herrera registrada cada semana 5 millones de espectadores. Se trataba de una sitcom clásica en las que el galán español por excelencia desplegaba todos sus encantos como actor y como truhán.

► 13. Los Simpson (1994). Al igual que Antena 3, ‘Los Simpson’ acaban de cumplir 25 años en su emisión americana. La serie de animación es un clásico de nuestra televisión, convirtiéndose en una de esas ficciones eternas, de las que no te importa ver episodios repetidos.

► 14. ¿Quién da la vez? (1995). Con su mezcla de comedia costumbrista y drama, la serie de Vicente Escrivá logró vencer en su día a La Regenta, la entonces potente propuesta de TVE. Sólo tuvo una temporada pero muchos recuerdan las enormes interpretaciones de algunos de sus protagonistas, entre los que se encontraban José Sacristán, Beatriz Carvajal o José Sancho.

► 15. Menudo es mi padre (1996). El Fary protagonizó esta serie que fue un pelotazo televisivo en toda regla. El conocido cantante se metió al público en el bolsillo con su enorme naturalidad (y naturalismo) a la hora de actuar. Kity Manver, Paz Vega, Pilar López de Ayala, María Adánez o Eva Santolaria fueron algunas de las actrices que completaban el reparto. La sintonía de apertura es un toda un joya que merece más de una reproducción en Youtube.

► 16. Compañeros (1998). Fue una serie que marcó a toda una generación. No había un adolescente en nuestro país que no estuviese enganchado a las aventuras de Quimi y Valle, la pareja más rebelde del instituto. La serie, que empezó tímidamente, se convirtió en todo un éxito de audiencia e incluso tuvo su correspondiente película en las salas de cine. Su sintonía, interpretada por Greta y los Garbo (“No te fallaré”), es mítica.

► 17. Manos a la obra (1998). Ángel de Andrés y Carlos Iglesias fueron los protagonistas de una serie que logró más de 10 millones de espectadores en su tercera temporada. La clave de la serie eran los diálogos de Vicente Escrivá, que supo conectar con toda la familia. Esta ficción de los chapuzas más conocidos de la pequeña pantalla se mantuvo en antena durante 130 episodios.


► 18. Yo soy Betty, la fea (2001)
. Procedente de Colombia, fue la resurrección de las telenovelas latinoamericanas en nuestro país, por aquel tiempo en horas bajas. Miles de mujeres se sintieron altamente identificadas con Betty, una mezcla de patito feo y Cenicienta. Su último episodio logró más de 6 millones de espectadores.

► 19. El pantano (2003). Tuvo sólo una temporada de nueve episodios pero con el tiempo se ha convertido en una auténtica serie de culto. Protagonizada por Natalia Verbeke y Emma Suárez, fue una ficción valiente y muy arriesgada para la época, saliéndose completamente del guión establecido para las series españolas de aquel momento.

► 20. El inquilino (2004). Pocos recuerdan esta curiosa serie, de estilo cómico y naíf, protagonizada por Jorge Sanz, que daba vida a un extraterrestre que adopta forma humana tras el fallecimiento de un escritor.

► 21. Física o Química (2008). Esta serie adolescente arriesgó y ganó durante las siete temporadas que se mantuvo en antena. Fue la versión más dura y cruda de ‘Compañeros’ y encumbró a actores que hoy tienen una carrera más que consolidada, como Maxi Iglesias, Úrsula Coberó o Blanca Romero.

► 22. El internado (2007). Globomedia acertó de lleno con esta ficción que enganchó a una media de 4 millones de espectadores a lo largo de siete temporadas. La mezcla de drama amoroso y misterio funcionó perfectamente en esta adictiva serie, que se convirtió en todo un referente.

► 23. Doctor Mateo (2009). Una de las series más arriesgadas del último lustro fue esta versión española de la inglesa ‘Doc Martin’ (ITV). Gonzalo de Castro realizó una interpretación impecable y el gran uso de los exteriores en Lastres (Asturias) hizo el resto para que la serie convenciese a público y crítica.

► 24. El Barco (2011). Mario Casas y Blanca Suárez protagonizaron esta serie que reinventó por completo el género adolescente. Además, e indiscutiblemente, fue una de las ficciones pioneras en generar una gran ola de comentarios y menciones en las redes sociales.

► 25. El tiempo entre costuras (2013). Esta miniserie basada en la novela homónima de María Dueñas es un ejemplo de elegancia y bien hacer televisivo. El personaje de Sira Quiroga, interpretado por la gran Adriana Ugarte, ha sido uno de los grandes personajes femeninos y mejor construidos de los últimos años. La audiencia, de más de 5 millones de espectadores de media, habla por sí sola.