Actualidad

30 años de prisión por grabar a su hija lamiendo un bajalenguas

Cori Ward está acusada de manipular un producto de consumo sin ser consiente de que puede acarrear consecuencias como “una lesión corporal” o la “muerte”

Cori Ward está acusada de manipular un producto de consumo sin ser consiente de que puede acarrear consecuencias como “una lesión corporal” o la “muerte”

Publicidad

Una mujer ha sido detenida en EEUU por grabar a su hija lamiendo un bajalenguas (palo de madera que utilizan los médicos para inspeccionar la boca y la garganta) para después volverlo a colocar en el frasco donde se encontraba.

Madre e hija acudieron a una consulta médica en Jacksonville, en Florida. Allí encontraron un tarro lleno de bajalenguas junto a un cartel donde se podía leer expresamente: “Por favor, no toquen los suministros médicos. Gracias”. Cori Ward, como se llama la madre, grabó a su hija lamiendo uno de los palos y devolviéndolo al tarro, tras esto compartió el vídeo en snapchat, desde donde se convirtió viral.

Este vídeo llegó a manos de la clínica, quien instó a las autoridades a abrir una investigación. Ahora, Ward está acusada de intentar manipular un producto de consumo sin tener en cuenta sus consecuencias como “la muerte o una lesión corporal”. La pena a la que se enfrenta es 30 años de prisión y una multa de 10.000 dólares.

Publicidad

La pasada semana Cori Ward hablaba para medios locales y explicaba que “simplemente se estaba divirtiendo con sus hijos porque llevaba mucho tiempo esperando”. Al ser preguntada por cuáles eran sus sentimientos en ese momento, Ward respondió: “Me han arruinado la vida”.

Publicidad