Casi 38.500 niños, víctimas de delitos violentos en España

Casi 38.500 niños fueron víctimas de delitos violentos en España durante el año 2013, según datos del Ministerio del Interior. La organización Save the Children ha llamado la atención sobre este fenómeno con motivo de la conmemoración mañana, 4 de junio, del Día Internacional de los Niños Inocentes Víctimas de Agresión. La Cátedra Santander de Derecho y Menores de la Universidad Pontificia Comillas ICAI-ICADE y Save the Children ponen de manifiesto en el informe "La violencia contra la infancia. Hacia una estrategia integral"la invisibilidad de los niños víctimas de violencia y reclaman una estrategia integral para combatirla.

Doce niños han muerto y más de un centenar han quedado huérfanos por violencia machista desde 2013, año en el que se comenzaron a contabilizar en España los menores víctimas de esta lacra, hasta ahora. Save the Children señala en un comunicado la de género es solo uno de los tipos de violencia que sufren los niños en España. De los casi 38.500 niños que fueron víctimas de algún delito durante 2013 (el último del que se tienen datos), el 22,39 por ciento fue por homicidio, lesiones o malos tratos, el 18,69 por ciento contra la libertad sexual y el 30,32 por ciento por robo con fuerza e intimidación.

Las estadísticas oficiales son "la punta del iceberg", ya que solo recogen los hechos denunciados, de modo que la mayoría de los casos de violencia contra la infancia permanecen ocultos, precisa la organización. "Muchos niños sufren en silencio agresiones físicas o sexuales, acoso en el colegio o a través de las nuevas tecnologías. Son situaciones que ponen en peligro su vida y que están condicionando su desarrollo y su futuro", afirma la directora de la Cátedra Santander de Derecho y Menores, Clara Martínez.

Las situaciones de violencia que viven muchos niños en España son "intolerables"y se pueden evitar, afirma la directora de Sensibilización y Políticas de Infancia de Save the Children, Ana Sastre, quien exige con urgencia la adopción de medidas para prevenir nuevos casos y dar una respuesta institucional adecuada. El informe de la Cátedra Santander de Derecho y Menores y Save the Children exige un compromiso de los poderes públicos en la lucha contra la violencia contra la infancia.

Entre otras iniciativas, proponen la aprobación de una Ley Orgánica de Medidas de Protección Integral; la adopción de medidas de prevención, detección, protección y reparación; la creación de una partida presupuestaria específica y la creación de Juzgados de Instrucción de Violencia contra la infancia.