África

El ébola «edita» su material genético durante la infección

Los filovirus como el ébola "editan"el material genético cuando invaden a sus anfitriones, según revela un estudio publicado esta semana en 'mBio', la revista digital de la Sociedad Americana de Microbiología. El trabajo, realizado por investigadores de la Escuela de Medicina Icahn en el Monte Sinaí, el Laboratorio Nacional de Galveston, y el Instituto J. Craig Venter, todos ellos en Estados Unidos, podría conducir a una mejor comprensión de estos virus, allanando el camino para nuevos tratamientos en el futuro.

Usando una técnica de laboratorio llamada secuenciación profunda, los científicos de esta investigación se propusieron analizar la replicación y la transcripción de los filovirus, es decir, los procesos implicados en el ciclo de vida de estos virus. Para ello, se centraron en las mismas especies de virus de ébola responsables delactual brote en el Africa occidental y un filovirus relacionado, el virus de Marburgo, que causó un gran brote en Angola en 2005 y recientemente surgió en Uganda.

Los investigadores infectaron a un mono y una línea celular humana con ambos virus y analizaron el material genético producido por cada virus, llamado ARN. Sus resultados ponen de manifiesto las regiones en el ARN del virus de ébola y de Marburgo en las que la polimerasa del virus (una proteína que sintetiza el ARN viral) se entrecorta en lugares específicos, añadiendo nucleótidos extra (moléculas que forman los bloques de construcción de material genético como ADN y ARN), con lo que "edita"nuevos ARN.

El estudio encontró nuevas características en un sitio de edición del ARN en la glicoproteína del ARN del ébola, que fabrica la proteína que recubre la superficie del virus. Su trabajo también identificó tipos menos frecuentes pero similares de eventos de edición en otros genes del virus del ébola y Marburgo, algo que se demuestra por primera vez. Debido a estas modificaciones de ARN mensajero, los virus de ébola y Marburgo son potencialmente productores de proteínas que previamente no se habían detectado, tal y como señala el autor pirncipal del estudio y profesor de Microbiología de Monte Sinaí, Christopher F. Basler.

"La conclusión es que sabemos que ocurren estos cambios pero todavía no conocemos qué significan realmente en la biología del virus", afirma Basler, quien añade que hay muchos aspectos de cómo los virus se replican que aún no se entienden. Por ello, considera que es necesaria una "descripción completa de cómo crecen para desarrollar nuevas estrategias que se utilicen para tratar las infecciones". El estudio también ilustra cómo los filovirus expresan sus genes e identifica los siete ARN mensajeros dentro de las seis primeras horas de la infección. "Nuestro estudio sugiere que el virus de ébola está generando formas de proteínas no descritas anteriormente --resalta otro de los autores del trabajo, Reed Shabman, profesor asistente en el Instituto J. Craig Venter en Rockville, pero científico en Monte Sinaí cuando comenzó el estudio--. La comprensión de los productos de estos virus es fundamental para saber cómo dirigirse a ellos".

Además, este experto subraya que las proteínas producidas por el sitio de edición de la glicoproteína están asociadas con la virulencia en animales, por lo que considera que es de "gran interés para entender cómo se forma la proteína y con tanto detalle como sea posible". "Deducimos que esto contribuye probablemente a la forma en que el virus se desarrolla en una persona o un animal", apunta Basler, quien reconoce que hacen falta más estudios para determinar la importancia biológica de estos hallazgos y cómo se regulan estos procesos.