Restos de un satélite hacen refugiarse a los astronautas de la Estación Espacial

La tripulación de la Estación Espacial Internacional tuvo que refugiarse este jueves en la cápsula Soyuz acoplada al complejo orbital, por la amenaza de un escombro espacial de origen ruso. Según ha informado la NASA, restos de un satélite ruso no identificado pasaron cerca de la Estación Espacial a las 12.01 GMT de este 16 de julio. Como medida de precaución, ante el riesgo de la aproximación, los tres tripulantes de la estación recibieron previamente la orden de trasladarse al vehículo Soyuz acoplado al complejo orbital.

La tripulación permaneció en la Soyuz hasta que la basura espacial pasó de forma segura por las inmediaciones. Todos los sistemas de la estación operan normalmente. Un tuit de la NASA confirmaba que la situación ha sido superada sin problemas.