Actualidad

Siete herramientas que se quedaron abandonadas por astronautas en la Luna

Los astronautas dejaron algunas herramientas en sus llegadas al satélite.

Un rastrillo, un martillo o un portaherramientas son algunas de las herramientas abandonadas por los astronautas en la Luna durante las misiones lunares.

Publicidad

El 16 de julio de 1969, Apolo 11 despegó, con el objetivo de que un ser humano logrará caminar en la superficie de la Luna. Cuatro días más tarde, se consiguió. Neil Armstrong y Edwin “Buzz” Aldrin fueron los primeros seres humanos en pisar la luna y Estados Unidos logró el primer alunizaje exitoso de la historia de la humanidad.

Ha pasado medio siglo desde ese acontecimiento que tuvo transcendencia mundial. Se sabe que seis banderas de los Estados Unidos, obviamente descoloridas y que se izaron durante las misiones tripuladas del Apolo, se quedaron en la Luna. Pero además, otros siete objetos se quedaron en territorio lunar abandonados por los astronautas.

Rastrillo

Publicidad

Los trajes de presión que usaban los astronautas permitían muy poca movilidad en la Luna, así como la capacidad para agacharse, mientras estaban en la Luna. Por ello, se diseñaron herramientas especiales que les permitían recolectar rocas y suelo para regresar a la Tierra. Se utilizaron pinzas o cucharadas para recoger muestras de roca o suelo, y también rastrillos. El rastrillo, con dientes separados por un centímetro, era arrastrado por el suelo y sacudido, y las partículas que se quedaban se arrojaban en una bolsa de muestra para regresar a la Tierra.

Martillo

Publicidad

Otro objeto utilizado y que se quedó olvidado en la Luna es el martillo. Los martillos se usaban para romper pequeñas astillas de rocas grandes, así para conducir los tubos centrales hacia el suelo.

Durante el viaje del Apolo 15, entre julio y agosto de 1971, David Scott tiró al suelo al mismo tiempo y desde la misma altura una pluma de apenas treinta gramos y un martillo de más de un kilo, en homenaje a Galileo Galilei para corroborar su teoría de que en la Luna hay una gravedad más débil y no hay resistencia al aire.

Tenazas

Las pinzas o tenazas se utilizaban para recoger rocas individuales de menos de diez centímetros. Fueron utilizadas en las primeras misiones, desde el Apolo 11 hasta el Apolo 14, además de ser utilizadas durante simulaciones y entrenamientos. Como se ve en la imagen, estas tenazas tenían mucho parecido con el rastrillo, ya que estas pinzas se utilizaban con un palo.

Pala

Publicidad

La pala era utilizada para recoger rocas grandes.

Taladro

Los taladros servían para obtener material de mayores profundidades. Fue utilizado en los Apolos 15, 16 y 17.

Tubos de núcleo

Lo tubos se utilizaron par obtener muestras de debajo de la superficie de la Luna. Estos tubos tenían un tamaño de entre dos a cuatro centímetros de diámetro, y se golpeaban en la superficie con un martillo. La profundidad máxima a la que llegaron estos tubos fue de setenta centímetros, requiriendo aproximadamente cincuenta golpes de martillo.

Portaherramientas

Utilizado durante las misiones Apolo 12, 13 y 14 el portaherramientas consistía en un conjunto de bastidores en los que se montaban herramientas, contenedores de muestras, cámaras y otros equipos. En la primera misión en la que fue utilizado, el Apolo 12, fue transportado a mano.

Ya en el Apolo 14 se colocaba en el transportador de equipos móviles, que fue transportado por los astronautas utilizando un asa, de manera similar a la carretilla, permitiendo a los astronautas transportar equipos sobre la superficie lunar. A partir del Apolo 15, el portaherramientas fue reemplazado por uno más grande, montado en los Vehículos Lunar Roving.