Cinco detenidos tras la protesta por la muerte de la perra abatida por un guardia urbano

Ada Colau indicó que «la muerte de Sota ha sido un hecho horrible»

Imagen de la perra abatida
Imagen de la perra abatida

Los Mossos d'Esquasdra detuvieron anoche a cinco personas tras una protesta en la Plaza de España de Barcelona por la muerte de la perra 'Sota' el pasado 18 de diciembre, abatida por los disparos de un Guardia Urbana.

Los Mossos d'Esquadra detuvieron anoche a cinco personas tras una protesta en la Plaza de España de Barcelona por la muerte de la perra 'Sota' el pasado 18 de diciembre, abatida por los disparos de un agente de la Guardia Urbana, ha informado hoy a Efe la policía catalana.

Unas 3.500 personas, según la Guardia Urbana, protestaron ayer a las 17:00 horas en la plaza Sant Jaume de Barcelona por la muerte de la perra a tiros por parte de un agente de la policía local barcelonesa, que disparó al can tras recibir un mordisco en el brazo.

Dos horas más tarde, a las 19.00 horas, se había convocado otra concentración en la Gran Via, junto a la Plaza de Espanya, lugar donde murió la perra. Unos 200 concentrados cortaron la calle y a las 22.00 horas, la treintena de personas que aún permanecían en la protesta, fueron desalojadas por la fuerza por los Mossos d'Esquadra, que cargaron con dureza después de que los manifestantes volcaran contenedores y prendieran fuego a uno de ellos.

"Sin ningún aviso previo, han cargado por detrás y por delante, a empujones y a porrazos", ha dicho a TV3 uno de los concentrados, Xavier Atance, mientras que otro participante en la protesta, Aarón Pérez, ha denunciado que "antes de las cargas me han pegado cuatro veces en la espalda". Por su parte, fuentes de los Mossos han indicado que "hacia las 22.00 horas, la protesta degeneró, con quema de contenedores, lanzamiento de objetos a los agentes y alteraciones del orden público, por lo que tuvimos que actuar". A medianoche, se restableció el tráfico en el cruce entre Gran Via y Plaza de España.

Los hechos que originaron estas protestas ocurrieron en la Plaza de Espanya de Barcelona, cuando una patrulla de la Guardia Urbana quiso identificar a una persona sin hogar. La Guardia Urbana aseguró que la perra, de nombre 'Sota', atacó al agente urbano hiriéndole en un brazo y el policía, que temió por su vida, le disparó.

El Ayuntamiento barcelonés lamentó la muerte del animal y anunció que revisará los protocolos de intervención de la Guardia Urbana en caso de ataques de perros.

Colau: «Ha sido un hecho terrible»

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha afirmado hoy que "la muerte de Sota -el perro abatido de un disparo por un guardia urbano- es un hecho horrible", ha recordado que el ayuntamiento mantiene abierta una investigación para esclarecer lo sucedido y aboga por que no se repita un hecho así. "Lo diré tantas veces como sea necesario: la muerte de Sota ha sido un hecho horrible. Nos ha dejado imágenes de una tristeza infinita. Vamos a hacer todo lo que esté en nuestras manos para esclarecer qué ocurrió en una investigación que sigue abierta", ha subrayado la alcaldesa.

"No sólo hay que saber qué pasó y cómo, sino evitar que vuelva a suceder en el futuro, mejorando los protocolos de actuación que haga falta. Para este último punto ya hemos hecho una primera reunión con las entidades que defienden los derechos de los animales y hemos acordado ponernos a trabajar de inmediato", ha añadido.

La alcaldesa, que dice necesitar "pruebas documentales y testigos que hayan presenciado el hecho y estén dispuestos a declarar", para aclarar si algunas versiones que circulan por las redes, que cuestionan que el perro atacara al agente, son ciertas.

Por ello, el ayuntamiento está rastreando las cámaras de los alrededores en busca de imágenes que captaran los hechos. "No sirve como prueba documental un testimonio que relata haber presenciado lo ocurrido y que circula por las redes sociales. Quienes hayan presenciado in situ lo ocurrido deben ponerse en contacto con el Ayuntamiento o si lo prefiere interponer denuncia directamente en el juzgado", especifica la alcaldesa.

La unidad de asuntos internos de la Guardia Urbana ha asumido la investigación del caso, en el que también participa una veterinaria independiente para hacer la necropsia de Sota.

"Tenemos la responsabilidad y nos comprometemos a esclarecer los hechos. Y a hacerlo con total transparencia. Por eso os pedimos vuestra ayuda. Para que el caso de Sota no vuelva a ocurrir, ni en Barcelona, ni en ningún otro lugar", ha pedido la alcaldesa, que dice que en su cargo no puede "especular ni prejuzgar en base a imágenes o mensajes que circulan por las redes".

"Hay que esclarecer primero lo que ocurrió, con pruebas sobre la mesa, y según cual sea la verdad, tomar las medidas pertinentes. Así lo vamos a hacer", reafirma Colau.

La alcaldesa señala también que "los animales sufren y han sufrido durante demasiado tiempo diferentes formas de maltrato que han sido consideradas aceptables por nuestra sociedad. Eso está cambiando y es una buena noticia, pero queda mucho por hacer".

En este sentido, Colau ha recordado que Barcelona fue pionera en prohibir las corridas de toros y las calesas tiradas por caballos, reservar un trozo de playa para los perros y controlar la proliferación de palomas de forma ética.

Efe