Fin de la primera temporada de «True detective», la serie de moda

"True detective", cuya primera temporada finaliza hoy en Estados Unidos y mañana en España, es, sin duda, la serie de moda. La audiencia fagocitadora de series se había quedado huérfana tras el punto y final de Los Soprano primero y Breaking Bad después y buscaba nuevos ídolos a los que adorar. "Homeland"tenía muchas papeletas, pero la última temporada ha sido un fiasco, y "The Walking Dead"tiene su público pero no enamora. "The Americans"o "Master o sex"tienen tirón, pero no parecen capaces de alcanzar el nivel de "grandes". Por eso, la serie protagonizada esta primera temporada por Woody Harrelson y Matthew McConaughey (que ya ha anunciado que no seguirá) tiene muchos ojos puestos sobre ella, incluidos los del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, o los de la Princesa de Asturias.

El drama de la cadena HBO vio la luz en enero del 2014, con un primer episodio que vieron 2,3 millones de espectadores, cifra que sólo superó en la cadena "Boardwalk Empire"en 2010. Esta primera temporada que hoy finaliza ha contado la historia de los detectives Rust Cohle (McConaughey) y Martin Hart (Harrelson), cuya vida se enreda durante la búsqueda de un asesino en serie en Lousiana durante 17 años.

El hilo argumental ha estado dividido entre pasado y presente, saltando entre la primera apertura del caso en 1995 y el momento actual en el que los dos detectives testificaban en la reapertura del crimen. La intención de los creadores es que cada temporada tenga un argumento distinto con personajes distintos.

Cary Fukunaba (Jane Eyre) ha sido el encargado de dirigir los ocho episodios de la primera temporada, con un guión que ha corrido a cargo de Nic Pizzolatto (The Killing). El propio escritor describe la serie como una historia "más acerca de los policías que del asesino". "Vamos conociendo el caso y la relación entre ellos y cómo cambian, o no, en los años que pasan", explicó el guionista.

Para Matthew McConaughey el proyecto ha marcado su primer compromiso regular con una serie de televisión. Harrelson, por su parte, volvía a la pequeña pantalla 10 años después, sin olvidar que es la televisión a la que Harrelson debe toda su fama ya que su carrera se disparó tras dar vida al camarero Woody Boyd en más de 200 episodios de la mítica "Cheers".

La serie, que se presenta bajo el lema "El hombre es el más cruel de los animales", nos muestra la historia de dos detectives del Departamento de Policía de Louisiana que deben volver a investigar el retorcido caso de una serie de asesinatos en el que habían trabajado 17 años atrás. Ambos narran desde nuestros días sus investigaciones paralelas, "sucesos que reabren heridas aún no cicatrizadas sumergiéndoles de nuevo en los bizarros rituales que envolvían los asesinatos", como explican en Canal Plus, la cadena que la emite en España.