Horas bajas para las series

Imagen de la miniserie «La Biblia»
Imagen de la miniserie «La Biblia»

La crisis también azota al sector audiovisual. Concretamente, en televisión, el volúmen de ingresos publicitarios ha caído un 12,8 por ciento en el primer semestre del año; algo que explica el descenso también de un 23 por ciento del número de estrenos para la pequeña pantalla en las dos últimas temporadas, tal y como refleja un informe realizado por el Gabinete de Estudios de la Comunicación Audiovisual (Geca). Por ello, como reconoce Jesús Sánchez Tena, subdirector general del gabinete, «las cadenas optan por fórmulas más baratas». Así, esta temporada se ha registrado el mayor descenso de estrenos de contenidos televisivos, con tan sólo 111, frente a los 135 de 2011/2012 y a los 145 de 2010/2011. Esta tendencia a la baja se mantiene desde el curso 2005/2006, cuando se estrenaron más de 200 productos, gracias al nacimiento de laSexta y Cuatro.

Menos estrenos españoles

En este sentido, la peor parte se la han llevado las series, que han experimentado un decrecimiento del 33 por ciento respecto a la temporada 2010/2011, cuando las televisiones estrenaron 58 ficciones, un número notablemente superior a las 39 de este año. Dentro de ellas, 15 corresponden a la ficción nacional, que ha sido la mayor perjudicada, ya que, «aunque son rentables en cuanto a audiencia y a cubrir la rejilla de programación, son costosas», afirma Sánchez Tena. Las series «made in Spain» han caído un 44 por ciento respecto a hace dos temporadas. El mejor estreno español en este género ha sido el de «Isabel», gracias al que TVE congregó a más de cuatro millones de espectadores y obtuvo un 19,9% de «share». En el marco nacional se incluyen ocho ficciones de largo recorrido, dos seriales y cinco miniseries, siendo las últimas las que han registrado el peor dato, al caer en un 54,5 por ciento, al ser «un formato que cubre poco tiempo», ya que cuentan con dos o tres episodios. Por su parte, las series extranjeras tuvieron su mejor estreno esta temporada en Semana Santa, cuando Antena 3 emitió la miniserie «La Biblia», que registró un 20,4% de «share» y 3,4 millones de seguidores. Sin embargo, la difusión de nuevas ficciones de fuera de nuestras fronteras también ha caído, en concreto, un 22,6 por ciento. Un decrecimiento menor han vivido los espacios de entretenimiento, de los que este año sólo han llegado a nuestras pantallas 64 nuevos, mientras que en años anteriores se acercaban a los 80. El mejor debut en este género fue el de «La Voz», que promedió un 34% de «share».

El futuro de la producción de nuevos contenidos audiovisuales es una incógnita, aunque el subdirector general de Geca cree que «si el mercado publicitario repunta, las cadenas se animarán a producir como lo hacían antes de la crisis».