La RAI costará a los italianos 100 euros al año

A partir de julio, la Radiotelevisione italiana se pagará a través de la factura eléctrica

La radio televisión pública italiana posee 15 canales de televisión y diez emisoras de radio
La radio televisión pública italiana posee 15 canales de televisión y diez emisoras de radio

A partir de julio, la Radiotelevisione italiana se pagará a través de la factura eléctrica

«Ah, ¿que tú sí pagas el canon de la RAI?». Ése era uno de los tópicos más extendidos en Italia en relación al pago de la tasa anual de la radiotelevisión pública. Lo cierto es que la mayoría siempre lo ha pagado, pero muchos disfrutaban de su pose de deudores –a veces, sin serlo– como una forma depresumir de pícaros. Otros, sin embargo, se negaban realmente a pagar el importe.

La novedad de este año 2016, promovida por el Gobierno de Matteo Renzi, es la rebaja a 100 euros (de los anteriores 113,50) en la conocida tasa televisiva para este año y 97 euros para 2017. Pero hay una contrapartida obligatoria, y es que los usuarios tendrán que pagar dicho canon a través de la factura eléctrica. El total del importe será fraccionado a lo largo de seis meses a partir del próximo julio.

- Reducir la morosidad

Este canon lo pagarán aquellos que posean uno o más dispositivos aptos para la recepción de señales radiotelevisivas convencionales, quedando excluidos los ordenadores. Cada usuario, entendido como grupo familiar, este impuesto sólo para su vivienda principal. Quien no pague, tendrá una multa de un máximo de 619 euros por cada año.

Se trata de una medida que Matteo Renzi ha introducido en la reciente Ley de Estabilidad con el objetivo de reducir progresivamente la morosidad relativa al canon de la RAI, que en 2015 ha rondado un 30 por ciento de los 22 millones de usuarios. Con la estrategia de que paguen todos, pero menos, Renzi podría utilizar esta mayor recaudación para disminuir progresivamente la publicidad presente en la entidad radiotelevisiva itálica, algo que ya se ha hecho en los canales infantiles.

«¿Con o sin canon?» es el debate recurrente en el país itálico en relación a la RAI. Financiarse sin tasa específica implica seguir el modelo de Holanda, Polonia y Turquía. La dificultad reside en que las radiotelevisiones públicas dependen, estructuralmente, de los presupuestos generales de sus países, como ocurre en España con RTVE, que debería alcanzar el equilibrio presupuestario a lo largo del 2016.

Creer en el mantenimiento del canon es continuar con el modelo vigente en Francia, en los países escandinavos y, sobre todo, en el Reino Unido, con su admirada BBC. Pero el caso italiano es totalmente sui géneris: si para la BBC está totalmente prohibida la publicidad, la RAI se beneficia de un sistema mixto, donde conviven el canon y la venta de unos espacios publicitarios que implican el 43 por ciento de las ganancias de la corporación.

La radiotelevisión pública italiana consta de 15 cadenas televisivas y de diez emisoras radiofónicas. En su programación destacan emisiones de temática político-social como «Ballarò, Porta a Porta» y «Che Tempo Che Fa»; de temática divulgativa, como «Geo&Geo», «Superquark» y «Passaggio A Nord Ovest»; e incluso de series televisivas como «Il Commissario Montalbano», escrita por Andrea Camilleri, y «Don Matteo», producciones emitidas también en España.