Las series se abren en Canal

En la imagen, en el centro, James Spader, protagonista de «The Blacklist»
En la imagen, en el centro, James Spader, protagonista de «The Blacklist»

Se veía venir. El salto cualitativo y cuantitativo de la ficción televisiva en los últimos años ha procurado una adicción que aumenta en proporciones geométricas. Mañana, los incondicionales tendrán su paraíso catódico con el estreno de Canal + Series con el inicio de sus emisiones en el dial 4. El menú es pantagruélico: estrenos, maratones especiales, series en versión original y doblada –todo depende del gusto del consumidor–, la emisión de temporadas completas de clásicos contemporáneos... «Canal + Series está diseñado para verlo en todas las pantallas –televisión, ordenadores, tabletas, smarphones– , ya que se ha tenido muy en cuenta las nuevas pautas de consumo de los aficionados de la ficción hecha para la televisión», afirmó el director de Canal +, Miguel Salvat, durante la presentación.

La plataforma de pago no se va a andar con tonterías. La próxima semana echa el resto con el estreno de varias series que ya están dando mucho que hablar en Estados Unidos. La primera, «Orange is the New Black». Basada en un hecho real aborda sin complejos, y con mucho descaro, cómo la vida de la protagonista da un vuelco, o más bien un revolcón, cuando termina en la cárcel por un delito de tráfico de drogas que cometió hace años. El drama y la comedia se concilían para ofrecer una ácida y crítica visión sobre el sistema penitenciario estadounidense, la represión sexual, la corrupción policial... La serie ha sido la más vista en la historia de Netflix, el vídeo club on-line que ya supera al canal HBO en número de suscriptores, con más de 30 millones sólo en Estados Unidos.

Lo último de lo último

¡Más madera!, que diría Groucho Marx. El estreno del thriller «The Blacklist» también promete y mucho. Llega a España avalado por su éxito de audiencia con casi 13 millones de espectadores. Protagonizada por un irreconocible y recauchutado James Spader («Sexo, mentiras y cintas de vídeo»), su epicentro argumental es la turbia relación que se establece entre un criminal y una agente del FBI que guarda más de un parecido razonable con la que tenían Hannibal Lecter y Clarice Starling en «El silencio de los corderos». La guionista de «Thelma y Louise», y ganadora de un Oscar, Callie Khourie, se incorpora a la televisión con «Nashville», que lleva su sello. Protagonizada por mujeres lleva al extremo emocional la rivalidad que nace entre una cantante de country veterana que ve cómo su cetro es amenazado por una joven que pisa fuerte. Abundan los números musicales y, sobre todo, una tensión sexual que no es precisamente latente. Un cambio de registro radical es el que ofrece «House of Lies». El cainita mundo empresarial de Estados Unidos es observado en esta serie desde una óptica irreverente y descreída en la que no faltan las críticas corrosivas.

Pero no sólo Canal + Series vive de la ficción estadounidense a pesar de su poderío. En su oferta también incluye «En terapia», la adaptación argentina de una serie israelí que –como no podía ser menos a pesar de caer en el tópico que liga el destino de todos y cada uno de los argentinos a un psicoanalista– tiene como protagonistas a cinco pacientes que van durante 30 minutos de consulta y durante nueve sesiones a un terapeuta. De carácter intimista, cada capítulo se centra en una conversación en la que se destapan los aspectos más íntimos de los protagonistas. Al frente del reparto, Norma Aleandro.

Canal + Series no se olvida de las series de culto que ya acumulan miles de seguidores que ven una y mil veces sus capítulos sin síntomas de agotamiento. Así se ofrecerá un maratón de la sexta temporada de «Mad Men», la emisión completa de «Breaking Bad», la nueva temporada de «Girls», «Juego de tronos»... todo ello aderezado con un ingrediente imprescindible en la televisión actual, la interacción con los espectadores a través de Facebook, Twitter y Youtube.