Pulsaciones: un thriller que huye de los tópicos

La producción de Globomedia y Antena 3 parte de una premisa: el corazón es algo más que un órgano

Emilio Aragón se ha reinventado en la ficción. El paso de los años, la experiencia y la madurez, le ha despojado de transitar por territorios comunes y abordar un “thriller” con identidad propia como «Pulsaciones», en el que se maneja con una dirección y narración esmerada y cinematográfica. La producción de Globomedia y Antena 3 parte de una premisa: el corazón es algo más que un órgano, tiene memoria y se demuestra cuando el protagonista, que acaba de someterse a un trasplante de corazón empieza a experimentar sentimientos del difunto para su propio desconcierto y el de la viuda. El «thriller» se manifiesta de forma diáfana en la investigación de la muerte de un periodista que investigada desapariciones, un tema del que la opinión pública no es ajena en los últimos tiempo.

Estamos ante un producción que tiene altura de miras, tanto desde el aspecto visual como interpretativo, con un reparto sólido en el que destaca Leonor Watling, Pablo Derqui y Juan Diego Botto. La audiencia lo entendió así con una cuota de pantalla del 17,1 por ciento y más de tres millones de espectadores. Asi, «Pulsaciones» confirma la tendencia de Atresmedia de potenciar la ficción nacional de máxima calidad.