Cronología del juicio de “La Manada”: así han sido estos tres años hasta la condena definitiva

La condena por violación y no por agresión ha sido un proceso largo en el que ha habido robos, otras denuncias por abuso sexual y muchas horas de declaraciones entre medias

Los cinco acusados de “La Manada”
Los cinco acusados de “La Manada”

La condena por violación y no por agresión ha sido un proceso largo en el que ha habido robos, otras denuncias por abuso sexual y muchas horas de declaraciones entre medias

El 7 de julio de 2016 un chupinazo tempranero inauguró San Fermín, como es habitual todos los años en la localidad de Pamplona; ese día, también, comenzó el infierno de una chica madrileña que denunció una agresión sexual en un portal de la capital navarra por parte de un grupo de 5 hombres que en WhatsApp se hacía llamar “La Manada”. Desde ese día hasta hoy, un proceso judicial de casi tres años ha sido llevado a cabo para juzgar a estos individuos; ya, por fin, hay sentencia condenatoria firme del Tribunal Supremo, que les ha condenado a 15 años por un delito continuado de violación con el agravante de trato vejatorio y actuación conjunta. Pero, ¿qué ha pasado hasta llegar aquí?

2016: El origen de todo

Todo comenzó el 7 de julio de este año, cuando la víctima denunció a estos 5 hombres por un delito de violación. A las pocas horas José Ángel Prenda, Alfonso Jesús Cabezuelo, Ángel Boza, Jesús Escudero y Antonio Manuel Guerrero son detenidos por las autoridades y, dos días después, un juez decreta su ingreso en prisión sin fianza. Ese mismo año, los acusados sufrirían otro revés judicial que les llevaría a, sobre todo, perder la poca credibilidad que les quedaba: en octubre, un juez imputó a cuatro de los cinco implicados por un presunto abuso sexual en mayo de 2016 en la localidad cordobesa de Pozoblanco. Entre el 13 y el 16 de noviembre los encausados se declaran inocentes del delito de agresión sexual y la Sección Primera de la Audiencia de Navarra confirma el auto de procesamiento.

2017: El año del juicio

Desde enero hasta abril no hay novedades con respecto al juicio. Las piezas comienzan a moverse pero en la sombra: no hay acontecimientos que copen portadas o noticiarios, pero se sabe que el proceso se está gestando. Hacia finales de abril, el día 26, la Sección Segunda de la Audiencia de Navarra concluye la fase de instrucción y decreta la apertura del juicio oral. En este, el fiscal pide hasta 22 años y 10 meses por agresión sexual, intimidación y robo con fuerza: además, les requiere la indemnización de 100.000 euros por daño moral; la defensa de la víctima solicita una pena de 24 años y 9 meses; y las acusaciones populares ejercidas por el Ayuntamiento y el Gobierno de Navarra, más de 25 años.

En el último trayecto del año, en noviembre, se da comienzo al juicio contra los cinco acusados. En un espacio de 15 días tiene lugar todo el proceso; la víctima declara durante cuatro horas sin ver a los procesados (día 14); el lema “Yo te creo” se hace popular tras conocerse que unos detectives intentaban probar que la joven hacía vida normal (día 15); se visualizan los vídeos que grabaron los propios acusados en el portal como prueba de la violación (día 21); los acusados se declaran inocentes y alegan que la chica dio su consentimiento (día 22); y fin del juicio (día 28). Las pruebas ya estaban presentadas: sólo quedaba el fallo judicial, que se haría de rogar hasta el año siguiente, no sin antes rechazarse la libertad provisional solicitada por los 5 miembros de “La Manada” el día 1 de diciembre.

2018: Sentencia desaprobada

El año siguiente se produjo el hecho que sacudió a casi toda España a base de desaprobación y queja: el 26 de abril la Audiencia de Navarra condena a los integrantes del grupo a 9 años de prisión por un delito continuado de abuso sexual y no agresión o, lo que es lo mismo, violación. La votación contó con un voto discrepante, el del magistrado Ricardo González, quien apostó por la absolución de los acusados. Ese mismo día miles de personas se congregan en los enclaves más importantes de España a nivel autonómico para quejarse y mostrar su rechazo por la sentencia.

En junio de este año la Audiencia Provincial de Navarra desestima el recurso interpuesto contra la libertad provisional de los encausados. Ese año las cosas no mejoran para el grupo: en agosto, Ángel Boza es detenido en agosto por robar unas gafas de sol y atropellar, presuntamente, a dos vigilanes de seguridad; en septiembre, el juez procesa a cuatro miembros de “La Manada” por los sucesos de Pozoblanco; y en octubre, Alfonso Jesús Cabezuelo, militar, es expulsado del Ejército. Pero a nivel judicial, los sucesos acaecidos en Pamplona en 2016 parecen no cambiar: el Tribunal Superior de Justicia de Navarra condenó en diciembre a los encausados a nueve años de prisión por, una vez más, abuso sexual con prevalimiento. Aquí, sin embargo, dos jueces (Joaquín Galve y Miguel Ángel Abárzuza) ejercieron un voto particular y determinaron que habría que condenar a los acusados por agresión sexual al presenciar intimidación. Pidieron una pena de 14 años y 3 meses.

2019: El año definitivo

El juicio de “La Manada” ha llegado a la actualidad siendo un proceso que lleva tres años vivo. El día 3 de enero, la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Navarra desestima, por dos votos frente a uno, la prisión provisional solicitada por la fiscalía, la acusación particular, ejercida por la víctima, y las dos acciones populares, el Ayuntamiento de Pamplona y el Gobierno de Navarra. Con ello, la Fiscalía española recurre la sentencia condenatoria del Tribunal Superior de Justicia de Navarra y pide al Tribunal Supremo una condena de 18 años de cárcel por agresión sexual. Tras evaluarse las pruebas, los recursos, las declaraciones etc. el Supremo establece el 21 de junio como el día en el que determinar un veredicto. Y así ha sido: violación, y no agresión.

Fuente: EFE.