Los vídeos de la «manada» demuestran que lo ocurrido es «de todo menos consentido»

El abogado de la joven presuntamente violada indica que esta ha sido la prueba "más relevante"de la jornada

Carlos Bacaicoa, abogado de la joven madrileña que denunció haber sufrido una violación grupal en los sanfermines de 2016
Carlos Bacaicoa, abogado de la joven madrileña que denunció haber sufrido una violación grupal en los sanfermines de 2016

Carlos Bacaicoa, el abogado de la víctima de la supuesta violación grupal de los Sanfermines, ha manifestado tras escuchar los audios de los vídeos grabados por los acusados que se refleja que "no había consentimiento por ningún sitio".

Carlos Bacaicoa, el abogado de la víctima de la supuesta violación grupal de los Sanfermines, ha manifestado tras escuchar los audios de los vídeos grabados por los acusados que se refleja que "no había consentimiento por ningún sitio". Bacaicoa, a su salida del Palacio de Justicia tras la sexta sesión de la vista oral del juicio, ha manifestado que la prueba practicada en relación con estos audios ha sido "la más relevante"de la jornada, aunque ha explicado que no iba a dar detalles del contenido. No obstante, ha manifestado que lo que ocurre es "de todo menos consentido". Además, ha confirmado que "en ningún momento se escucha a la víctima"decir "ni sí, ni no, ni todo lo contrario".

Además, el abogado ha manifestado que "los peritos que han declarado sobre el vídeo han sido igual de rotundos"que en la primera versión que expusieron.

En cuanto al testimonio que han ofrecido los médicos forenses que atendieron a la joven denunciante, Carlos Bacaicoa ha señalado que "ha sido muy abierto, se puede entender de todo un poco, según como lo quieras ver".

Por último, ha afirmado que la sesión para presentar las conclusiones de las partes debería ser en un mismo día, y no en dos días, porque "si no, no estaríamos operando en igualdad de armas, tendrían más tiempo las defensas para preparar el informe que las acusaciones particulares".

Inicialmente, la fecha para presentar las conclusiones estaba prevista para este viernes, pero no se descarta que sea retrasado al lunes. "El tribunal podrá decir que lo pasa al lunes o no, pero lo haremos todos el mismo día, si no sería muy fuerte", ha indicado.

La Audiencia de Navarra acogió la sexta jornada del juicio a puerta cerrada por la supuesta violación grupal a una joven madrileña la madrugada del 7 de julio de 2016, una jornada clave en la que se han analizado las prueblas periciales, entre ellas, las huellas dactilares y las pruebas médicas de la víctima. Estaban citados a declarar dos agentes de la Policía Nacional que realizaron el análisis de las huellas dactilares y dos médicos que atendieron a la chica en las urgencias de un centro médico de Pamplona, así como dos forenses del juzgado. La sesión finalizó con la declaración de dos agentes de la Policía Foral que participaron en la investigación de los vídeos de la presunta violación grabados por los acusados.

Rehacer su vida

Antes del inicio de la sesión Bacaicoa se mostró "convencido"de que el tribunal no iba a valorar "en contra"de su cliente la foto publicada por ella en redes sociales y defendió que "una persona tiene derecho a intentar rehacer su vida y sobre todo a aparentar que no ha pasado nada". El abogado, en declaraciones a los medios afirmó que "si esperamos a que se meta en casa, apague la luz y se deje morir de inanición sería una cosa un poco fuerte".

Además, dijo que "cualquier psicólogo que trata a mujeres violentadas sexualmente lo primero que dice es que tienen que hacer una vida normal, dentro de lo que cabe, que es bastante complicado". No obstante, explicó que no le parece "extraño"que el tribunal haya aceptado incorporar a la causa una foto publicada por la joven denunciante en las redes sociales y ha apuntado que "eso no quiere decir que la vaya a valorar en contra de mi cliente, sino que simplemente está intentado evitar problemas de nulidad por parte de las defensas"que podrían llevar a una "repetición de juicio por vulneración de derechos fundamentales".

Por su parte, Agustín Martínez Becerra, abogado de tres de los acusados, explicó que él intenta "utilizar todos los medios que puedan existir de prueba desde el máximo respeto a la denunciante". Martínez Becerra valoró la incorporación a la causa de una foto publicada por la joven denunciante en redes sociales y dijo que "entendemos que ese es un medio absolutamente clarificador y a partir de ahí ustedes podrán el martes de la semana que viene -día de exposición de las conclusiones- escuchar cuál es el motivo por el que se aporta eso y cuáles son las conclusiones que se sacan a partir de esa prueba".

El abogado añadió que "los jueces lo tendrán que valorar, pero en ningún caso se está produciendo ningún ataque a la intimidad, ningún ataque a la persona que denuncia y absolutamente nada de lo que parece que se está transmitiendo a la opinión pública". "Planteense por un momento que tienen que escuchar a todas las partes, no prejuzguen, no valoren, no piensen lo que parece que es lo lógico y lo común, ya podrán observar el análisis de las pruebas que hacen el fiscal y las acusaciones y el que hacemos nosotros y después saquen sus conclusiones", insistió.

Por otro lado, avanzó que es posible que mañana martes se vean en el juicio los vídeos grabados por los acusados con teléfono móvil. Además, ha sido crítico con las declaraciones que realiza el abogado de la acusación a los medios y se ha preguntado "a ver por qué puerta sale hoy el letrado de la acusación, si opta por salir por aquí o en función de cómo vaya el juicio opta por salir por la puerta del juzgado de guardia".

"Efectivamente, yo siempre suelo llevarle la contraria a sus manifestaciones normalmente porque suelo decir lo que ha pasado dentro del juicio, no lo que quiero que haya pasado, que es lo que viene haciendo normalmente él", ha indicado. También criticó que el abogado de la acusación manifestara que la apertura al público del juicio interesaba a las "marujas"y que era una cuestión "neutra", algo que en opinión de Martínez Becerra es "cuando menos indignante, una absoluta falta de respeto".

"Imaginaos que yo hubiese hecho estas declaraciones, a mi no es que me hubiera caído lo más grande, sino que cualquiera sabe lo que me hubiera pasado. Yo no lo opino así, he intentado en todo momento que todo el mundo, no las marujas, porque me parece un término despectivo, sino todas las mujeres y hombres que vean los medios de comunicación puedan saber exactamente qué está pasando aquí dentro pero este es el perfil, según él son las marujas las que pretenden tener información", afirmó.

Agencias