Deniegan a un niño discapacitado una plaza en una escuela infantil de Tenerife

El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad está estudiando el caso de una familia de San Cristóbal de la Laguna (Tenerife) que ha denunciado al Ayuntamiento del municipio por haberle denegado la inclusión de su hijo con discapacidad en las escuelas infantiles del término, por requerir el pequeño de un auxiliar de apoyo que el Consistorio dice no poder costear. Diego, que es como se llama el niño, de dos años y medio, tiene parálisis cerebral y un grado de discapacidad del 67%, lo que el Ayuntamiento de San Cristóbal de la Laguna, basándose en el Reglamento de Escuelas Infantiles Municipales, considera que no es compatible con el equipamiento, los recursos y el proyecto educativo del centro.

Pero no es incompatible, ha matizado el Consistorio a Servimedia, porque el menor tenga discapacidad, sino porque el informe médico presentado por la familia a instancias del Ayuntamiento señala que el niño requiere de la presencia de un auxiliar de apoyo, para la que el Gobierno del municipio dice no tener presupuesto.

Miguel Ángel González, concejal de Bienestar Social del Ayuntamiento de San Cristóbal de La Laguna, afirmó que la denegación se debe, exclusivamente, a la "falta de medios"del Consistorio. González indicó que el Ayuntamiento de San Cristóbal de la Laguna dispone de siete escuelas infantiles con capacidad para unos 500 menores, sobre todo pertenecientes a familias sin recursos, y con una plantilla diseñada para atender a este número de niños que se resentiría si uno de los cuidadores se dedicara, en exclusiva, a un solo alumno.

Desde esta perspectiva, el responsable de Bienestar Social del Ayuntamiento enfatizó que no es la discapacidad en sí lo que ha llevado al Ayuntamiento a no admitir a Diego, sino el hecho de que precise continuamente de una persona para su atención. Y aseguró, en esta línea, que las escuelas infantiles públicas del municipio han admitido en alguna ocasión a pequeños con discapacidad, eso sí, que no dependieran de una tercera persona. "Es muy desagradable decir que no"en un caso como éste, afirmó el concejal, quien señaló que la familia de Diego puede optar a una ayuda por el hecho de que su hijo tenga discapacidad, que le ayude a pagar la escuela infantil privada a la que asiste ahora. .