Despiden a una profesora por arrastrar por todo el colegio a un alumno con autismo

La madre del menor publicó un vídeo de lo ocurrido en su perfil de Facebook y las autoridades han decidido tomar medidas

Imagen de la profesora arrastrando al menor por uno de los pasillos del colegio
Imagen de la profesora arrastrando al menor por uno de los pasillos del colegio

La profesora provocó una crisis del menor y después lo cogió de la muñeca y lo arrastró por los pasillos de la escuela, ante la atónita mirada de profesores y niños. Nadie hizo nada por evitarlo.

Una profesora de Primaria ha sido despedida después de que se hiciera público un vídeo en el que arrastraba por los pasillos del colegio a un niño de 9 años con autismo. Las imágenes fueron hechas públicas por la madre del menor el pasado domingo para denunciar la complicada situación que vive su hijo y las dificultades a las que se enfrenta en su día a día. Según describe, los hechos se produjeron el pasado 24 de octubre de 2018. "Mi hijo de 9 años ha sido diagnosticado con autismo, TDAH, estrés postraumático, ansiedad y depresión. Además, su capacidad de hablar también es limitada". Angel indica que la profesora del menor, la señora Abrams, "agarró a mi hijo por la muñeca y lo dobló hacia atrás mientras estaba sufriendo una crisis. Después de tirarlo de la silla, lo agarró por la muñeca y lo arrastró por el pasillo de una clase a otra, como se ve en las imágenes de la escuela". La cámara del aula había sido cambiada recientemente de sitio, por lo que no hay imágenes de lo ocurrido en el aula, según lamenta Angel.

Según la descripción que hizo el menor, "ella lo tiró contra una silla". "Más allá de esto, nunca vamos a saber realmente lo que pasó detrás de esa puerta cerrada debido a las limitaciones del discurso de mi hijo. Este incidente fue lo suficientemente violento como para no sólo herir a mi hijo, sino también para romper sus zapatos. Todo esto tuvo lugar delante de varios de los compañeros de clase. En este mismo día, lo llevé a Urgencias de inmediato", dijo.

Allí, le realizaron varias radiografías en la muñeca y el coxis. El doctor le diagnosticó una posible fractura de muñeca izquierda y decidió hacerle una resonancia, que descartó la rotura pero confirmó un esguince en una de las muñecas. En los días posteriores, se le inflamaron las muchecas y le aparecieron varios moratones. Además, esta agresión provocó una regresión en sus habilidades motoras finas, que perjudicó su escritura o actos tan cotidianos como abrocharse el pantalón o los cordones de las zapatillas. Angel añadió que tendrá que someterse a terapia para recuperar las habilidades que tanto trabajo le costó obtener, además de que todo lo ocurrido le haya traumatizado emocionalmente.

El incidente se produjo porque la maestra presionó al niño para que siguiera trabajando, cuando el menor necesitaba un descanso. La insistencia de la maestra desencadenó la crisis de Alan, nombre de la víctima, y la inexplicable y condenable reacción de la profesora, que lo maltrató y lo humilló delante de todos sus compañeros de escuela.

Nada más tener conocimiento de las imágenes, el Distrito Escolar del Condado de Greenup decidió despedir a la profesora. Eso ocurrió el pasado lunes, casi tres meses después de la agresión.

Nelson dijo que su hijo tuvo un arrebato después de que un maestro le dijo que "siguiera trabajando", o que hiciera más trabajo, cuando necesitaba tomar un descanso.