MENÚ
martes 25 septiembre 2018
22:07
Actualizado
Consulta
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

Los libros de la Lomce tendrán que esperar

En al menos ocho comunidades autónomas los manuales de texto del próximo curso académico serán los de la anterior ley educativa o una mezcla de ambas

  • Los libros de la Lomce tendrán que esperar

Tiempo de lectura 8 min.

21 de julio de 2014. 14:51h

Comentada
Rocío Ruiz.  21/7/2014

¿Qué es lo que se aplicará a partir de septiembre, cuando comience el nuevo curso escolar? ¿La lomce? ¿La ya antigua LOE que implantó el PSOE? ¿O una mezcla de ambas? Teóricamente, la normativa vigente es la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce), que introduce las evaluaciones, cambios importantes en la Secundaria y una forma de aprendizaje más práctica que permita a los alumnos aplicar los conocimientos a la vida real, pero algunas comunidades autónomas ya han anunciado abiertamente su resistencia a aplicar en Primaria la nueva ley y otras que acatan la norma pretenden no cambiar los libros para ahorrar costes a las familias.

Así que a menos de dos meses de que comience el curso escolar nos encontramos con que los alumnos de al menos ocho autonomías seguirán con los horarios y los manuales de la ya trasnochada LOE o una mezcla sui géneris de ambas normativas. Es el caso de Cataluña, País Vasco, Asturias, Canarias, Andalucía, Madrid, Castilla y León y Valencia. Por eso los editores de libros de texto dicen que «nunca en España se había vivido una situación similar a ésta, ni siquiera cuando ha habido cambios con otras leyes educativas».

A estas alturas, la mayoría de las autonomías no han aprobado los decretos que desarrollan la ley «por falta de tiempo», argumentaba la consejera asturiana de Educación.

Así, nos encontramos con que en una misma comunidad autónoma, como Madrid, hay colegios que ya han pedido a los alumnos los nuevos manuales de texto adaptados a la Lomce y otros que seguirán con los libros antiguos por decisión del equipo docente, que es el que determina qué libros y editoriales se escogen para el curso académico. Madrid ya ha anunciado su intención de reforzar el currículum de asignaturas troncales como Lengua, Matemáticas e Inglés, pero ha pedido a las editoriales que no cambien los manuales. De hecho, ha enviado una circular a los centros educativos madrileños en los que recomienda que no se sustituyan los libros de Lengua y Matemáticas del año pasado y valgan para éste. La carta está firmada por Javier Restán, director general de becas y ayudas al estudio de Madrid. La dirigió el pasado mes de mayo a los titulares y directores de centros concertados.

Regiones sin gasto extra

En ella expone que «los libros actualmente en circulación, salvo en los casos de los correspondientes a las áreas de conocimiento del medio natural, social y cultural (antiguo Conocimiento del Medio), se consideran válidos para impartir las enseñanzas correspondientes a la nueva ordenación de educación Primaria en los cursos de 1º, 3º y 5º, por lo que no será necesaria su sustitución por motivos académicos». No obstante, también aclara que para Conocimiento del Medio Natural, Social y Cultural también podrán ser válidos los libros antiguos «con algunas adaptaciones que, en todo caso, pueden ser efectuadas mediante otros medios que no supongan necesariamente la adquisición de nuevos textos».

El consejero de Educación de Castilla y León, Juan José Mateos, también ha asegurado que la implantación de la Lomce, que comenzará el próximo curso en primero, tercero y quinto de Primaria y en el primer curso de la FP Básica, no supondrá un gasto extra para las familias, ya que se mantendrán los libros de textos actuales y la Junta mantendrá los sistemas de préstamos al menos dos años más. También envió una carta a los centros con estas recomendaciones y los editores de libros de texto le remitieron otra misiva en la que le acusaban de vulnerar directamente la disposición transitoria cuarta de la ley 2/2006 de Educación sobre libros de texto y materiales curriculares. En ella le recordaban que «son los centros educativos a través de sus propios órganos a quienes corresponde decidir en cada momento los libros y demás materiales que hayan de utilizarse en el desarrollo de diversas enseñanzas. El presidente de la asociación de editores, José Moyano, acusaba al consejero de «restringir gravemente el derecho de las editoriales a elaborar y comercializar en Castilla y León sus materiales adaptados a las nuevas necesidades».

Murcia también quiere minimizar el gasto y sus responsables autonómicos han pedido a los centros que limiten al extremo los cambios. A través de una orden dispone de forma expresa que los profesores tendrán que comprobar libro a libro y asignaura por asignatura si el contenido del manual que han estado utilizando los últimos años difiere de los nuevos temarios. Si hay desajustes, están obligados a buscar y elaborar recursos complementarios que completen los libros usados, lo que significa que tendrán que generar material propio, como fichas y esquemas, buscar recursos a través de internet o localizar separatas elaboradas por las editoriales con los nuevos temas.

La Comunidad Valenciana está en la misma línea, aunque ha retrasado hasta el 15 de julio la decisión última. El País Vasco, una de las regiones rebeldes, ha comunicado que los desarrollos curriculares no estarán disponibles antes del mes de noviembre. Mantendrá su programa de préstamo de libros y repondrá los que estén deteriorados. Cataluña también asegura que tendrá dificultades para aprobar el currículum de Primaria antes del inicio de curso. Su consejera, Irene Rigau, considera que los libros de texto actualmente vigentes «garantizan la implantación de las competencias básicas». Renovará los libros en el curso 2015-2016 en los seis cursos de Primaria.

Castilla-La Mancha cambiará sus libros después de ocho años con los mismos manuales. Las familias que tengan que comprar el año que viene los manuales del nuevo sistema educativo no se gastarán más de 120 euros en los de las cinco troncales, es decir, lengua castellana, inglés, matemáticas, ciencias naturales y sociales. Según el consejero castellanomanchego, Marcial Marín. «Hemos negociado con las editoriales que toda esa cantidad de libros no superen los 120 euros».

El presidente de la Asociación Nacional de Editores de Libros de Texto (Anele), José Moyano, alertó ayer de la delicada situación de las empresas editoriales «por la incertidumbre y disparidad de situaciones que se está viviendo en toda España. Tampoco entendemos que no se den ayudas a libros en el momento en el que hay que liderar un cambio educativo que debe realizar el Ministerio de Educación».

La extraña situación andaluza y vasca

La resistencia andaluza a la Lomce y su negativa a eliminar del currículum la polémica asignatura de Educación para la Ciudadanía generará una insólita situación. De esta manera, un alumno de 5º de Primaria se encontrará con que podrá estudiar Religión o la asignatura de Valores, la materia espejo, y también Educación para la Ciudadanía. Dos asignaturas, estas últimas que tienen similitudes en contenidos. Tampoco la comunidad autónoma ha dejado registrar nuevos libros en el católogo que pueden consultar los profesores y del que se parte para luego elaborar los cheques-libro. Surrealista es la situación del País Vasco en lo que concierne a la nueva asignatura de Ciencias Sociales y Naturales. Seguirá utilizándose el antiguo manual de Conocimiento del Medio, pero a efectos de calificación los profesores darán dos notas diferentes.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs