El Foro de la Familia exige dos certificados médicos en abortos por riesgo para la madre

La organización quiere que se penalice a los médicos abortistas y no a la mujer

Según las organizaciones provida, el «negocio» del aborto mueve 50 millones de euros en España
Según las organizaciones provida, el «negocio» del aborto mueve 50 millones de euros en España

Las organizaciones provida siguen atentas al camino que tomará la reforma de la ley del aborto que llegará «pronto», según ha prometido el Gobierno. Ayer, el Foro de la Familia consideró como positivo el anuncio hecho por el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, aunque espera que la propuesta «sea más generosa», sobre todo con las ayudas a la maternidad.

En una rueda de prensa, el presidente del Foro, Benigno Blanco, planteó algunas propuestas para que sean consideradas en la nueva normativa. Una de ellas es exigir dos certificados, de médicos de la Sanidad pública, que demuestren que la salud de una mujer está en riesgo por el embarazo. Hoy se aborta «sin dar ningún motivo y no sabemos cuántos (abortos) son por un problema serio», recalcó. Según Blanco, si se pone atención a este aspecto «se daría una importante disminución» del número de interrupciones del embarazo. «Estamos en uno de los países donde los casos de enfermedades que supongan un riesgo no irresoluble por un embarazo y en los que corra peligro la vida de la mujer se puede contar con los dedos de la mano», afirmó.

El presidente del Foro de la Familia también planteó que se penalice a quienes practican el aborto, pero no a la mujer. Solicitó aumentar las sanciones porque después de la reforma, el aborto pasará a ser un delito «y el Estado no puede subvencionar los delitos». Éste ha sido un reclamo permanente de las asociaciones provida, que definen a esta práctica como un «negocio» que mueve alrededor de 50 millones de euros en el país. Blanco cree, además, que en la reforma no debería existir ningún supuesto de despenalización. Abogó por que la nueva legislatura contenga medidas que protejan la maternidad. «Con los más de 50 millones que se dedican al aborto en este país, si se trasladan a ayudas ya tendríamos para empezar», manifestó.

Asimismo, se mostró a favor de que las menores tengan el consentimiento de sus padres para abortar y de la regulación de la objeción de conciencia de los médicos. Resaltó la anulación del sistema de plazos de la actual ley, que anunció Ruiz-Gallardón.

Blanco también criticó la postura del PSOE de exigir romper los acuerdos con la Santa Sede si pasa la reforma. «El PSOE no quiere hablar ni de la vida ni de las mujeres. Prefiere hablar de los obispos», remató.