Emotiva carta de Ruth Ortiz a la madre de las niñas asesinadas por su padre en Asturias

Ruth Ortiz, la madre de Ruth y José, los dos niños que fueron asesinados por su padre, José Bretón, hace tres años en Córdoba, ha expresado su dolor por el asesinato de las dos niñas de Asturias, a manos de su padre y ha afirmado que vuelve a "estar de luto". En un escrito hecho público este viernes, Ortiz lanza un mensaje para la madre de Amets y Sara: "Siento su dolor como mío propio y estoy segura que es el mismo dolor que sienten todas las madres de este país y por supuesto, todos los padres que nunca cometerían semejante barbarie contra sus hijos".

La mujer ha reclamado que "nunca se deje de escuchar a una madre cuando pide una orden de alejamiento, o que las visitas a sus hijos sean supervisadas"y subraya que "un maltratador nunca es un buen padre".

También se dirige a esas personas que "sienten el impulso de venganza contra sus parejas o exparejas"y pide que se dejen de "utilizar a los hijos como rehenes"para "dañar a sus madres o padres". "Que inhiban sus impulsos violentos y que en ningún caso proyecten su ira contra los indefensos menores", reclama.

A las autoridades les pide que consideren a la madre de Amets y Sara como víctima directa de delitos violentos exponiendo que, "por increíble que parezca"quienes sufren delitos de este tipo no son consideradas víctimas directas ya que, para ello tendrían que depender económicamente de los fallecidos, en este caso los hijos. "Solamente tenemos derecho a los gastos del funeral, lo cual me parece una ofensa", expone.

"La madre de Amets y Sara es una víctima a la que hay que ayudar y recuperar. Víctima a la que hay que respetar y dignificar. Víctima a la que hay que defender y proteger, al igual que se hace con otros tipos de víctimas", ha reclamado Ortiz.

En la misma línea, mantiene que las víctimas de este tipo de delitos siguen "olvidadas"porque no tienen "derechos recogidos en ninguna ley"y, por ello, pide "ayuda y protección"para la madre de Amets y Sara y para "todas las olvidadas víctimas de delitos violentos". "Ya es hora de que exista una ley en condiciones para proteger y ayudar a salir adelante a las víctimas de este tipo de delitos", ha concluido Ruth Ortiz.